lunes, 16 de julio de 2012

esHORA






Hoy he descubierto gracias a un amigo la publicación semanal esHORA, "por una consciencia global solidaria".
Se puede comprar en los quioscos por 2€. A mí me parece muy interesante.
Aquí tenéis el link: 
http://www.facebook.com/pages/Es-HORA-NUEVO-PERI%C3%93DICO-NACIONAL-SEMANAL/218861748227768



¡Hasta pronto!








miércoles, 20 de junio de 2012

“Que venga alguien y me explique qué significa esta estrellita en el cuadro de Miró”. Mariló Montero.


Hoy después de la sesión matutina del trabajo he ido a casa de mis padres a comer. Rara vez veo la televisión pero la he encendido para que mi abuelo, un jovencito de 91 años, se distrajera un rato mientras yo preparaba la mesa. Mi abuelo tenía sintonizada la cadena “La 1”. Por lo que acabo de averiguar, a esa hora finalizaba un programa llamado “La mañana de la 1”, en el cual aparecía una presentadora, cerrando ya la edición televisada de hoy (20/06/2012), dando abiertamente su ignorante opinión sobre un cuadro de Joan Miró, “La estrella azul” que ha sido subastado hoy en Sotheby’s por 37 millones de dólares. (29,7 millones de euros).

Mariló Montero, he averiguado finalmente el nombre de esta presentadora, ha opinado abiertamente delante de millones de espectadores que el cuadro de Joan Miró era poco más que una tontería, “...porque a ver, que venga alguien que entienda y me lo explique, que significa esta estrellita de aquí arriba” y demás estupideces que me han hecho sentir vergüenza ajena y una inmensa rabia al rebajar a un auténtico genio de la pintura a la vulgar opinión de una persona sin criterio y, lo peor, una presunta periodista que por norma NO DEBE OPINAR sobre las noticias sino, simplemente, informar. Esta pandemia, la de pseudo-periodistas que opinan sobre las propias noticias que transmiten, se extiende como la gripe por toda España, contaminando, intoxicando y subjetivando la opinión pública. Marilo poco menos ha dicho que el cuadro de Miró, pintado en 1927, imaginaos que tremenda revolución para el mundo del arte, era una mierda, alentando así a sus televidentes a cultivar sus mentes corriendo hacia las bibliotecas más cercanas para, de este modo, sumergirse en libros de historia del arte u otros donde profundicen en la extensísima y compleja obra del catalán Joan Miró. No quiero malpensar pero quizás si Joan Miró se hubiera llamado Juan Miró y hubiera sido manchego, como Antonio López, o malagueño, como Pablo Picasso, otro de los grandes genios de la pintura universal, no se hubiera atrevido a opinar de tal manera. No sé si prejuzgo pero este tipo de cosas apesta a ataque visceral contra Cataluña, que junto con otros significativos detalles anticulturales, apestan a fascismo puro, hieden a una especie de “genocidio cultural”. Sin embargo también debo añadir que es muy propio del español despreciar a sus grandes personajes, a sus grandes cerebros, a sus grandes artistas,... salvo que no sea Andrés Iniesta, claro.

Queridas amigas y amigos España, ya lo he dicho en otras ocasiones, es un país donde se opina de todo y no se sabe de casi nada, y Marilo Montero es un claro ejemplo de ello. Marilo se ha burlado de uno de los más grandes artistas de todos los tiempos y eso es grave. Podría debatirse si es ético pagar tantos millones por un cuadro (no es el tema de hoy), pero opinar de arte sin saber, es como si yo le dijera a Albert Einstein que sus teorías son erróneas porque la mayoría de los humanos no las comprendemos.  España está colapsando económicamente y, lo peor, ya ha colapsado intelectualmente. La ignorancia es un peligrosísimo mal endémico en este país y un arma muy poderosa para los que saben utilizarla. Lo digo yo ahora y muchos otros antes que yo como George Orwell, Bertrand Rusell, Ortega y Gasset, etc, etc, etc.

Aquí tenesís el link de los momentos de gloria de Marilo; ..."el momento exacto de la "crítica de arte", tiempo 2:05:30 aprox."  (Muchas gracias Vicky por hacernoslo llegar)

sábado, 14 de abril de 2012

LOS PLUTÓCRATAS Y LOS POLITICASTROS CONTINÚAN SU CRUZADA, ¿HASTA CUANDO LO VAMOS A PERMITIR?

Nuevas medidas de presión y recortes sociales se ciernen sobre el pueblo español. El poder absolutista de los politicastros del gobierno aumenta la presión fiscal sobre los desgraciados trabajadores autónomos, las microempresas y las pequeñas empresas que aún subsisten milagrosamente. La injusticia diaria contra Cataluña, expoliada fiscalmente y maltratada infundadamente por los medios de comunicación nacionalistas españoles, provoca más sentimiento independentista en la región, que por cierto, ya de por sí, está más que justificado por historia, cultura, tradición, idioma, etc. Los funcionarios del gobierno central siguen gozando de sus trabajos y privilegios, comprados por los órganos de poder, mientras lastran y ahogan al país con una plantilla excesiva, improductiva (aunque obviamente existen servicios imprescindibles que deben serlo para necesidad del pueblo, como la sanidad, los bomberos, un número limitado de policía, etc.), insostenible por el resto de pobres desgraciados trabajadores por cuenta ajena, autónomos, microempresas, etc., que están a punto de aportar más individuos a la cola del paro.


Fijaos en los politicastros, ¡están contentos! Mirad como ríen y endurecen las leyes contra todo aquel que quiera manifestarse en su contra. Nos engañan cada día, mienten. Sus palabras en favor del pueblo no se corroboran con hechos, y hoy más que nunca. Fijaos, sin embargo, como los plutócratas sí que se benefician de sus actos. España huele a mierda. Vividores, parásitos, imperialismo, nacionalcatolicismo, corruptos nepotistas  enquistados en un sistema podrido desde hace siglos y que ahora se muestran ante el pueblo con un arrogante descaro, no paran de desprender un hedor, un insoportable tufo a dictadura. ¡Y lo llaman democracia!, jajajaja.


Pero mientras tanto nosotros, el pueblo, ¿qué hacemos? Muchos ciudadanos se revuelcan en el lodazal de la ignorancia (como siempre ha querido que fuera el poder), otros, descentrados, se manifiestan como pollos descabezados en anárquica protesta, sin concentrar las fuerzas en la creación de un partido político que lo cambie todo, y el resto, digiriendo las mentiras de los medios de comunicación manipulados por el poder que les hacen ver una realidad que no existe.

Existen editados  cientos de proyectos sistémicos pacifistas (en libros, no en manuscritos, o folletones, o videos, etc, éstos son complementos importantes de concienciación pero no proyectos en sí mismos), verdaderamente democráticos (democracia directa), favorables a la práctica de la eco-economía (economía basada en la sostenibilidad de los recursos naturales y la conservación de la biodiversidad ecosistémica del planeta), etc. En muchos países tenemos las urnas para cambiar el mundo... ¿por qué no las utilizamos? Lo escribí en otro post: DIGNIDAD DEMOCRÁTICA INTERNACIONAL. Cada día que pasa Internet está más y más controlado por el poder. Pronto estará absolutamente en sus manos y con ello quizás muera el último atisbo de libertad que nos queda...

¡Pueblo de España y ciudadanos del planeta Tierra, DESPERTAD!

Recuerda: Aquí tienes un proyecto sistémico, MANUAL PRÁCTICO PARA CAMBIAR EL MUNDO

miércoles, 15 de febrero de 2012

El socialdarwisnimo: la conducta imperante en el sistema capitalista

Han pasado más de ciento cincuenta años de la publicación de "El origen de las especies", un libro del gran científico y naturalista inglés Charles Darwin que revolucionó las ciencias y la comprensión de un mundo repleto de hipótesis y conjeturas subjetivas que giraba entorno al ser humano de la época. En él se detallaba, entre otras cosas la más significativa, cómo toda especie procedía de un antecesor común, y que los individuos evolucionaban según la selección natural, una ley biológica que garantizaba la supervivencia, el éxito sexual y la descendencia del más apto, mientras que los individuos y especies menos adaptados para la supervivencia en el entorno se extinguían.

Charles Darwin

Desde mi punto de vista, esta obra de Charles Darwin, junto con "El Capital" de su contemporaneo Karl Marx, han sido los textos que han asentado la explicación científica de la naturaleza y la sociedad. Además, el significado de las dos obras puede interelacionarse para analizar, en gran medida, las relaciones de la sociedad en la actualidad.
El análisis histórico de la humanidad nos dice que siempre ha habido opresores y oprimidos, gente con mucho poder y personas sin nada. La sociedad capitalista lo ejemplifica. En estos momentos de incertidumbre y crisis sistémica este escenario se hace más evidente: la élite política y económica, la clase de la burguesía mundial, aprovecha los desequilibrios en el sistema para hacer aumentar las diferencias entre personas y así perpetuar su clase y su estilo de vida, mediante la destrucción de bienes sociales y objetos que promueven, entre otras cosas, la igualdad de oportunidades. No sólo controlan el poder político y económico, sino los medios de comunicación y demás, que legitimizan sus actos. Pero no es objetivo de este artículo explicar la terrible situación actual y cómo se está desarrollando, sino intentar dar respuesta al tipo de conducta o al impulso que la promueve.
El problema de la especie es un problema de valores. Un problema de conducta. Un problema con múltiples efectos adversos y necesitado de múltiples soluciones. El sistema político, económico y socio-cultural, en términos generales, es la máxima expresión del socialdarwinismo, una forma de evolucionar aberrante para la especie humana. 
El sistema capitalista malbarata los recursos naturales para producir cantidades ingentes de productos que deben ser consumidos. Qué más da si son o no útiles, para producir riquezas las personas deben consumir ingentemente. Esto crea un imaginario aberrante, el llamado imaginario económico, por el cual los individuos tienden a una especie de ser supremo que todo lo tiene (en términos materiales). El camino es fácil: competir, ser egoísta con los demás y barrer a quien se interponga en tu camino. Con todo, hemos creado un estigma cultural latente en nuestra sociedad, desde el hogar hasta el trabajo y el sistema educativo. Estamos programados para producir riquezas y consumir, para ser competitivos y egoístas. Es entonces cuando entra en escena este modelo de evolución. El socialdarwinismo da ventaja en el sistema a los individuos competidores y egoístas, pero sobretoto a los que más poder tienen. En cambio, destroza literalmente a aquellos cuyas oportunidades son escasas, a los oprimidos o a la clase trabajadora y explotada, que produce las riquezas para el beneplácito de los capitalistas, burgueses o poderosos, como los queramos llamar. 
El socialdarwinismo es el comportamiento imperante en el sistema, la forma de evolucionar de la humanidad. Egoísmo y competitividad, destrucción social y ecológica, desigualdades, injusticias y opresión. Todo para perpetuar a una clase opresora en reticencia de una clase oprimida.
Hay autores e individuos que lo suscriben. Con todo, es la ley de la selección natural, ¿no? ¿No cabría esperar, como animales, que la humanidad evolucionase tal como postuló Darwin? ¿No está entonces justificado el socialdarwinismo, esto es, la supervivencia del más apto, del más competitivo, de la opresión? Lo estaría si fuésemos simples autómatas o animales sin capacidad de desarrollar una conciencia operativa y crítica. A diferencia del resto de animales, nuestro comportamiento no se basa meramente en lo instintivo. No sólo nos mueve el procurar descendencia o manterner nuestro territorio. La evolución social, cultural, y cientifico-técnica promueve grandes cambios en el comportamiento de las sociedades. La diversidad social y cultural en el planeta, así como la diversidad de valores, así lo demuestra. Incluso los hábitos de una determinada sociedad pueden modificar la estructura genética de sus individuos. Nuestra forma de comportarnos se basa en la expresión de aquello que valoramos, se basa en la cultura de las capacidades y necesidades humanas.
No hay justificación biológica que valga para promover un comportamiento autodestructivo. La falta de empatía y altruismo en la humanidad es fruto de un desarrollo histórico convulso donde ha prevalecido el comportamiento competitivo, egoísta y destructor, precisamente por el ambiente social adverso que ha envuelto siempre a las personas.
No obstante, muchos estudios afirman que evolucionamos hacia una sociedad más altruista y con menos violencia. Debemos evolucionar como especie, adquirir espíritu crítico y conciencia, y acabar con las contradicciones de un sistema tanto político y económico como de valores que nos conduce a la debacle humana y ambiental. Utilizando correctamente el conocimiento, la ciencia, la tecnología y la educación, e impulsando los movimientos sociales, así como socializando todas nuestras conquistas, lograremos cambiar un sistema obsoleto que promueve las injusticias, la opresión y la eliminación del más débil por parte del más poderoso, por un sistema más humano, cooperativo y altruista, donde la humanidad progrese y evolucione concientemente.
 
C.H. Castellano

lunes, 6 de febrero de 2012

EL REPARTO DEL TRABAJO Y LA LIMITACIÓN DE INGRESOS PERSONALES

Más de 5.200.000 desempleados para un país cuya población activa es de 23.000.000 millones es una auténtica catástrofe. Ningún país de la UE supera la tasa de paro española. Además el gobierno del país (el presente, y los anteriores también... desde hace siglos) está efectuando políticas  que descaradamente benefician a los dirigentes y consejeros de las entidades financieras, y a los poseedores del gran capital, es decir, a los poderosos y sólo a los poderosos.

Bertrand Russel

Si sabemos que la mayoría de grandes y medianas empresas han enviado a la calle a millones de ciudadanos;  si además sabemos que miles de pymes, millones de autónomos, miles de pequeños comercios y microempresas han cesado su actividad, y los que aún sobreviven han reducido a mucho más de la mitad sus ingresos, y me refiero a los bolsillos de cada una de esas personas,...  ¿cómo podemos permitir que prácticamente, y a pesar de la típica y falsa imagen de austeridad que intentan hacernos creer que adoptan los politicastros que nos gobiernan y nos han gobernado, tengamos la misma estructura estatal a nivel de instituciones y funcionariado?¿por qué es justificable despedir a un trabajador y no a un funcionario? Yo, amigas y amigos, no deseo que se despida a nadie, por supuesto, pero reclamo igualdad para todos. No puede ser que los sectores y las personas que producen riqueza económica real, los que aportan ingresos al Estado y al resto de estructuras institucionales, sean tratados de manera tan injusta e irracional por parte de los que tienen que velar por su bienestar y buen funcionamiento.  “No se puede morder la mano del que te alimenta”,  menos en España claro. Sin embargo la paciencia del grueso de la población se acaba. El constante bombardeo mediático y fáctico de desesperanza puede acabar en algo muy serio, el pueblo puede llegar a rebelarse ante tanta, insisto, injusticia. La subida de impuestos, la falta de crédito para que nuevos emprendedores inicien nuevos negocios que solventen el problema del paro, la urgencia por salvar los beneficios de los amos de las entidades financieras y otros plutócratas, el apestoso y conservador elitismo por parte de la sociedad dirigente que les provoca miopía (y tiranía...) e inconciencia, en definitiva, la obsolescencia del actual sistema capitalista y la avaricia de los que lo controlan y se benefician de él, puede hacernos pagar a todos, a ricos y pobres, un alto precio. Cuando las masas sociales no tienen nada, no tienen nada que perder,... salvo la vida. Y cuando día tras día los codiciosos amos de España, y los del resto del planeta también, tensan la cuerda de la dignidad dando aún más valor al dinero que al de sus esclavos, esta cuerda al final se rompe.
A principios de los años  30 del siglo pasado en su famoso “Elogio de la ociosidad” Bertrand Russell introdujo la idea de reducir la jornada laboral a la mitad (4 horas diarias)  ya que consideraba que el nivel científico-técnico humano podía permitir al hombre alcanzar el bienestar universal. Yo comparto plenamente esa idea. Era y es la hora de repartir el trabajo, sobre todo en España. Pero para que esta idea sea factible en este país, y mientras por el momento no cambiemos el actual y obsoleto sistema capitalista por uno más humano y evolucionado (lo cual es mi auténtico deseo), habría que contentar al máximo a todas las partes afectadas con esta reducción de la jornada laboral. Al grano, mi propuesta, y junto a otras medidas para aumentar la eficiencia y la productividad,  sería cambiar todos los contratos de 40 horas semanales a 32, es decir, trabajar cuatro días a la semana. Eso significaría reducir el sueldo en un 20% pero por otro lado crearía, a priori, una demanda de empleo de más de 3.500.000 de personas. Esto implicaría lo siguiente:

-          Como dije antes, en principio y sobre el papel, aumento de las ofertas de empleo en más de 3.500.000 millones (15% población activa). Aunque es muy probable, y no debemos engañarnos, que muchas empresas o instituciones se reorganizasen y no contratasen en ese momento, la reducción de la jornada les permitiría sanearse para a corto plazo volver a contratar.

-          Al tener un día libre más a la semana y trabajar REALMENTE 32 horas a la semana (este país está plagado de empresas que obligan a sus trabajadores ILEGALMENTE a trabajar más de las 40 horas a la semana que tienen por contrato; por ejemplo Decathlon, Calcedonia, y miles de empresas más), el trabajador puede formarse ese día para aumentar sus conocimientos, y mejorar su eficiencia y productividad. El Estado debe subvencionar esas formaciones hasta que las propias empresas puedan hacerlo. Debe establecerse un modelo de mejora de eficiencia continúa. Aprovecho para denunciar a aquellos empresarios que hipócritamente manifiestan que los trabajadores españoles son ineficientes e improductivos  cuando su organización empresarial es obsoleta, ineficiente e improductiva ya de por sí. Es decir, a Fernando Alonso no le podemos pedir que gane un gran premio y menos un mundial de F1 llevando un Toyota Yaris con más de 130.000 kilómetros como el mío. Debo añadir lo siguiente, y va tanto paras empresas como para trabajadores: si no sabemos o inglés, o japonés, o chino, etc., no vamos a ninguna parte; si no sabemos utilizar las mejores herramientas informáticas no vamos a ninguna parte; si no invertimos tiempo en formarnos, si no renovamos nuestros recursos tecnológicos por otros más eficientes, no saldremos jamás de esta crisis sistémica.

-          Limitar los ingresos anuales a un máximo de 120.000 euros brutos por año y aumentar el salario mínimo interprofesional a 12.000  euros brutos año. Es del todo insuficiente e inmoral limitar a 300.000 o 600.000 € de ingresos anuales a los directivos de las entidades financieras intervenidas o rescatadas por el erario público, cuando el salario mínimo es de 640 euros mensuales. Ejemplo: Emilio Botín “declara” un sueldo de 3 millones de euros anuales. Si hipotéticamente ingresara 120.000 euros anuales, se dispondrían de 2.880.000 para sueldos o para otorgar créditos e iniciar nuevos proyectos empresariales.  Se mire como se mire nadie merece ingresar millones de euros anuales haga lo que haga y menos esclavizando a otros para ello.

-          Por último, y una vez implementados los pasos anteriores y suponiendo que el nivel de desempleo estuviera por debajo de un 7%, las personas apuntadas al paro deberían cobrar de forma indefinida subsidio de desempleo con un tope de 800 euros (80% del salario mínimo el primer año y 60% el resto de años) pero trabajando para la comunidad en lo que fuera menester y/o formándose obligatoriamente 24 horas a la semana y el tiempo restante buscando activamente trabajo. Además, y siento ser impopular, y siempre al margen de una eco-economía y un nuevo sistema que es lo que más deseo, el finiquito por despido debería ser de sólo de un mes de sueldo, independientemente de la antigüedad en la empresa. Alguno me dirá: “Pero Pep, ¿te has vuelto loco?”. No, no me he vuelto loco. Para mí valorar a los empleados por su antigüedad y no por su eficiencia es una clara discriminación con respecto a los trabajadores más nuevos que quizás demuestren una mayor eficiencia que los más antiguos. Por otro lado ningún gestor que se precie de bueno se desprenderá jamás de un trabajador con muchos años en la empresa y que demuestre un alto grado de eficiencia. Mi experiencia en el mundo de las multinacionales me ha permitido contrastar lo siguiente: que con el tiempo los empleados más mezquinos van TREPANDO en la escala organizativa; que la mayoría de líderes sindicales lo son por sus privilegios y no por sus ideales; que en España se valora más el hacer (más bien pasar...) el máximo de horas haciendo ver que trabajas que el trabajar las que constan por contrato lo más eficientemente posible; que el amiguismo y las decisiones emocionales, como humanos que somos, está por muy por encima de la verdadera profesionalidad, etc., etc., etc.

Por último acabaré con esta frase de Pasqual Maragall:
“Hay una pasión por la ignorancia en este país que a veces me subleva”   (http://www.youtube.com/watch?v=ircbT7_pNLY). , y esto viene de muy lejos. Todo lo que ahora nos acontece viene de esta secular e incrustada ignorancia española. ¿Por qué los dirigentes de este país tienen esta estúpida tendencia de hacerlo todo al revés de cómo debería ser?

jueves, 10 de noviembre de 2011

EL SISTEMA ESTÁ COLAPSANDO… ¿QUÉ HACEMOS AHORA?

El año pasado publiqué el Manual Práctico Para Cambiar el Mundo y, acto seguido, creé este blog, ya que estaba cansado de escuchar críticas al sistema pero muy pocas propuestas de solución para cambiarlo. Desgraciadamente, y salvo algunas indignadas soluciones, seguimos igual. Han empezado a surgir por todo el planeta predicadores y grandes oradores (algunos nuevos otros ya no tanto…) la mayoría de ellos carentes de ideas y propuestas claras. Muchos economistas, tertulianos, profesores, catedráticos, premios Nobel, políticos, periodistas, etc., teorizan y critican los fallos del sistema, pero ninguno de ellos se atreven claramente a dar soluciones reales. Además, si alguien se atreve a proponer soluciones, enseguida las tildan de utópicas, sobre todo si estas personas, estos críticos, forman parte de la élite social.

Autor: Sergi Peragón

Junto con el libro y los posts publicados en este blog, ya tenemos muchísimas respuestas a la pregunta: ¿Qué hacemos ahora? Me gustaría recordar algunas de ellas.

1.       Continuar con la RE-EVOLUCIÓN PACÍFICA empezada el 15M. Practicar la no-violencia sin excepción y repudiar todo acto violento, pues la violencia no encaja con nuestras ideas absolutamente pacifistas. Desobediencia civil sí, violencia no.

2.       Paralelamente crear un partido internacional (DDI; Dignidad Democrática Internacional) de duración limitada para cambiar el sistema, no reformarlo, y donde sus miembros cumplen ciertos requisitos para no convertirse en politicastros, como muchos de nuestros políticos mundiales de nuestros días.

3.       Concienciar a nuestro entorno más cercano de que un nuevo mundo mejor es posible, no es una utopía. Como todo cambio en la vida, conseguir algo cuesta mucho, muchísimo esfuerzo, pero eso no significa que sea inalcanzable o irrealizable. El actual sistema, y lo he dicho muchísimas veces, pretende hacernos creer que un sistema diferente al capitalismo no es posible. Por supuesto se trata de una perversa falacia.

4.       Crear cooperativas de agricultura vertical, cooperativas para crear acueductos inversos, cooperativas para crear productos sin obsolescencia programada, cooperativas para crear electricidad exclusivamente procedente de energías renovables, etc.

5.       Concienciar a nuestro entorno sobre en qué consiste la eco-economía, bioeconomía o economía basada en la sostenibilidad de los recursos naturales del planeta.

6.       Crear escuelas de consciencia crítica donde se explique a las personas “no conscientes” cómo funciona en realidad el mundo, porqué debemos preservar el medio ambiente y su biodiversidad, qué es una bioeconomía, que es la agricultura ecológica, la agricultura vertical, la democracia directa, porqué debemos utilizar energías renovables, porqué no es bioético no controlar la superpoblación humana del planeta y los métodos educativos, de concienciación y de planificación familiar para controlar la demografía mundial de manera, clara, racional, absolutamente pacífica y no traumática para ningún ser humano (¡por supuesto!, hablamos de “humanizar al hombre”, no de continuar siendo unos salvajes homínidos imponiendo el número de descendientes u otras barbaridades mucho perores).

7.       Utilizar la tecnología para mejorar la vida en el planeta no para mejorar las cuentas bancarias de los dueños del planeta.

8.       Etc., etc., etc.,…

Todas las anteriores propuestas y muchísimas más, todas abiertas a debate, las puedes encontrar en el MANUAL y en este blog. He creído necesario volverlo a recordar dados los conatos de desesperanza que observo últimamente por todas partes. ¡Un abrazo!

jueves, 3 de noviembre de 2011

¿ALGUIEN CONOCE UN PLANETA MEJOR QUE EL NUESTRO PARA VIVIR?

Constantemente me cuestiono absolutamente todo acerca de las actividades humanas que destruyen el planeta. Me cuestiono si todos estos agentes de bolsa, especuladores, terratenientes, dueños de entidades financieras y de multinacionales, politicastros, etc., saben que con su egoísmo y sus codiciosos actos se están cargando el planeta, el único que conocemos óptimo para la vida.

Foto: National Geographic
La actual “anti-economía” global está haciéndonos dejar de lado que lo más importante es la vida en la Tierra. El actual “anti-sistema económico” prioriza la deuda, los mercados y los beneficios de las grandes corporaciones antes que el bienestar de todos los seres humanos y todos los seres vivos del único planeta en el cual la vida se manifiesta por millones de especies distintas.

El actual papel de las personas conscientes y críticas como nosotros es cambiar el escenario de juego. Debemos hacer desaparecer esta anárquica locura capitalista e instaurar un sistema global más democrático (democracia directa, real y por internet), totalmente respetuoso con el medioambiente y la biodiversidad (gracias a la implantación de la eco-economía), y dónde verdaderamente la vida esté por encima del capital. Queridas amigas y amigos, cambiar el mundo forma parte de nuestra evolución como especie.

sábado, 22 de octubre de 2011

EL LINCHAMIENTO DE GADAFI

Me repugnan las imágenes y las fotos que han difundido indiscriminadamente los medios de comunicación, mostrando el brutal e inhumano linchamiento del tirano Gadafi. La verdad son insoportables para una persona con un mínimo de sensibilidad humana.

Gadafi ("El monstruo tirano") dándole la mano al "premio nobel de la paz" Barak Obama
  A la vista está en que no hay diferencias entre chimpancés y humanos cuando ambas especies montan en cólera y no reprimen sus instintos básicos. Si queremos cambiar el mundo debemos detestar estos actos de salvajismo que van ligados a la ignorancia y al odio. Sí, Gadafi era un psicópata, un animal, un monstruo que no merecía siquiera respirar el aire que nos envuelve, pero debería haber sido juzgado justamente. Posteriormente, quizás, podría haber sido condenado a trabajos forzados durante toda una vida, por ejemplo, o qué se yo, pero morir linchado por una jauría humana es uno de los actos más repudiables e indignantes que se pueden cometer contra un ser humano, aunque la víctima sea un perturbado asesino como Gadafi. Sin duda juzgar al dictador hubiera sido un buen comienzo para verdaderamente cambiar las cosas en Libia.

El camino hacia la paz mundial, hacia la humanización planetaria, es aún mucho más duro de lo que podamos imaginar, sin embargo, no es imposible. Depende absolutamente de todos nosotros y de nuestra conciencia crítica.