jueves, 10 de noviembre de 2011

EL SISTEMA ESTÁ COLAPSANDO… ¿QUÉ HACEMOS AHORA?

El año pasado publiqué el Manual Práctico Para Cambiar el Mundo y, acto seguido, creé este blog, ya que estaba cansado de escuchar críticas al sistema pero muy pocas propuestas de solución para cambiarlo. Desgraciadamente, y salvo algunas indignadas soluciones, seguimos igual. Han empezado a surgir por todo el planeta predicadores y grandes oradores (algunos nuevos otros ya no tanto…) la mayoría de ellos carentes de ideas y propuestas claras. Muchos economistas, tertulianos, profesores, catedráticos, premios Nobel, políticos, periodistas, etc., teorizan y critican los fallos del sistema, pero ninguno de ellos se atreven claramente a dar soluciones reales. Además, si alguien se atreve a proponer soluciones, enseguida las tildan de utópicas, sobre todo si estas personas, estos críticos, forman parte de la élite social.

Autor: Sergi Peragón

Junto con el libro y los posts publicados en este blog, ya tenemos muchísimas respuestas a la pregunta: ¿Qué hacemos ahora? Me gustaría recordar algunas de ellas.

1.       Continuar con la RE-EVOLUCIÓN PACÍFICA empezada el 15M. Practicar la no-violencia sin excepción y repudiar todo acto violento, pues la violencia no encaja con nuestras ideas absolutamente pacifistas. Desobediencia civil sí, violencia no.

2.       Paralelamente crear un partido internacional (DDI; Dignidad Democrática Internacional) de duración limitada para cambiar el sistema, no reformarlo, y donde sus miembros cumplen ciertos requisitos para no convertirse en politicastros, como muchos de nuestros políticos mundiales de nuestros días.

3.       Concienciar a nuestro entorno más cercano de que un nuevo mundo mejor es posible, no es una utopía. Como todo cambio en la vida, conseguir algo cuesta mucho, muchísimo esfuerzo, pero eso no significa que sea inalcanzable o irrealizable. El actual sistema, y lo he dicho muchísimas veces, pretende hacernos creer que un sistema diferente al capitalismo no es posible. Por supuesto se trata de una perversa falacia.

4.       Crear cooperativas de agricultura vertical, cooperativas para crear acueductos inversos, cooperativas para crear productos sin obsolescencia programada, cooperativas para crear electricidad exclusivamente procedente de energías renovables, etc.

5.       Concienciar a nuestro entorno sobre en qué consiste la eco-economía, bioeconomía o economía basada en la sostenibilidad de los recursos naturales del planeta.

6.       Crear escuelas de consciencia crítica donde se explique a las personas “no conscientes” cómo funciona en realidad el mundo, porqué debemos preservar el medio ambiente y su biodiversidad, qué es una bioeconomía, que es la agricultura ecológica, la agricultura vertical, la democracia directa, porqué debemos utilizar energías renovables, porqué no es bioético no controlar la superpoblación humana del planeta y los métodos educativos, de concienciación y de planificación familiar para controlar la demografía mundial de manera, clara, racional, absolutamente pacífica y no traumática para ningún ser humano (¡por supuesto!, hablamos de “humanizar al hombre”, no de continuar siendo unos salvajes homínidos imponiendo el número de descendientes u otras barbaridades mucho perores).

7.       Utilizar la tecnología para mejorar la vida en el planeta no para mejorar las cuentas bancarias de los dueños del planeta.

8.       Etc., etc., etc.,…

Todas las anteriores propuestas y muchísimas más, todas abiertas a debate, las puedes encontrar en el MANUAL y en este blog. He creído necesario volverlo a recordar dados los conatos de desesperanza que observo últimamente por todas partes. ¡Un abrazo!

jueves, 3 de noviembre de 2011

¿ALGUIEN CONOCE UN PLANETA MEJOR QUE EL NUESTRO PARA VIVIR?

Constantemente me cuestiono absolutamente todo acerca de las actividades humanas que destruyen el planeta. Me cuestiono si todos estos agentes de bolsa, especuladores, terratenientes, dueños de entidades financieras y de multinacionales, politicastros, etc., saben que con su egoísmo y sus codiciosos actos se están cargando el planeta, el único que conocemos óptimo para la vida.

Foto: National Geographic
La actual “anti-economía” global está haciéndonos dejar de lado que lo más importante es la vida en la Tierra. El actual “anti-sistema económico” prioriza la deuda, los mercados y los beneficios de las grandes corporaciones antes que el bienestar de todos los seres humanos y todos los seres vivos del único planeta en el cual la vida se manifiesta por millones de especies distintas.

El actual papel de las personas conscientes y críticas como nosotros es cambiar el escenario de juego. Debemos hacer desaparecer esta anárquica locura capitalista e instaurar un sistema global más democrático (democracia directa, real y por internet), totalmente respetuoso con el medioambiente y la biodiversidad (gracias a la implantación de la eco-economía), y dónde verdaderamente la vida esté por encima del capital. Queridas amigas y amigos, cambiar el mundo forma parte de nuestra evolución como especie.

sábado, 22 de octubre de 2011

EL LINCHAMIENTO DE GADAFI

Me repugnan las imágenes y las fotos que han difundido indiscriminadamente los medios de comunicación, mostrando el brutal e inhumano linchamiento del tirano Gadafi. La verdad son insoportables para una persona con un mínimo de sensibilidad humana.

Gadafi ("El monstruo tirano") dándole la mano al "premio nobel de la paz" Barak Obama
  A la vista está en que no hay diferencias entre chimpancés y humanos cuando ambas especies montan en cólera y no reprimen sus instintos básicos. Si queremos cambiar el mundo debemos detestar estos actos de salvajismo que van ligados a la ignorancia y al odio. Sí, Gadafi era un psicópata, un animal, un monstruo que no merecía siquiera respirar el aire que nos envuelve, pero debería haber sido juzgado justamente. Posteriormente, quizás, podría haber sido condenado a trabajos forzados durante toda una vida, por ejemplo, o qué se yo, pero morir linchado por una jauría humana es uno de los actos más repudiables e indignantes que se pueden cometer contra un ser humano, aunque la víctima sea un perturbado asesino como Gadafi. Sin duda juzgar al dictador hubiera sido un buen comienzo para verdaderamente cambiar las cosas en Libia.

El camino hacia la paz mundial, hacia la humanización planetaria, es aún mucho más duro de lo que podamos imaginar, sin embargo, no es imposible. Depende absolutamente de todos nosotros y de nuestra conciencia crítica.

miércoles, 19 de octubre de 2011

VERTICAL FARMING II (AGRICULTURA VERTICAL): COOPERATIVAS

Hace unos meses publiqué un post dedicado a la agricultura vertical – leer post anterior – en el cual se resaltaban las enormes ventajas de ésta frente a la actual y destructiva “agricultura industrializada”. Me gustaría lanzar en esta ocasión la idea de las cooperativas de agricultura vertical ecológica.


 
Creo que ahora es el momento de anticiparse a las multinacionales en este arte que nos permitiría reducir hasta 16 veces el espacio destinado a cultivos agrícolas, con todas las ventajas ecosistémicas que ello conllevaría ( disminución de la ocupación del territorio, disminución de la contaminación, preservación y regeneración de los ecosistemas...) tanto para la conservación de la biodiversidad como para la solución de los problemas nutricionales de gran parte de la población humana. Las granjas verticales son el futuro y toda granja de este tipo que se desarrolle ahora, será útil si por fin el cambio sistémico que todos necesitamos se produce.

Como ya sabéis del artículo anterior, la agricultura vertical utiliza tres avanzadas técnicas agrícolas (la hidroponía, la aeroponía y el riego por goteo) que se utilizan en función su eficiencia para obtener un producto agrícola determinado. Los cultivos con estas tres tecnologías se integran y desarrollan en un mismo edificio de varias plantas (10, 20, 30, 40 o más pisos). La propia edificación está diseñada para captar agua de la lluvia y almacenarla en aljibes, para posteriormente utilizarla para regar o ser mezclada con nutrientes. Las aguas residuales de todo el proceso se tratan en el mismo edificio (mediante una EDAR, Estación Depuradora De Aguas Residuales) para reciclar o bien para verter de nuevo a la red. Además de eso, la granja vertical produce su propia energía eléctrica gracias a placas fotovoltaicas, aerogeneradores ( incluso con energía geotérmica) y mediante incineradoras de alta eficiencia, que queman los residuos procedentes de las plantaciones de los pisos superiores para implementar un proceso de cogeneración de calor y electricidad.

Para aquellos que quieran aventurarse en crear una cooperativa para realizar una granja vertical 100% ecológica, comunicarles que aparte de las muchísimas dificultades que esto entraña, dada la novedad del concepto, la mayor dificultad sin duda es algo tan simple como el saber organizarse. Muchas eco-aldeas y cooperativas de granjas ecológicas han fracasado por falta de organización, y las pocas que subsisten lo son precisamente por estar bien organizadas. Por eso, si bien hay que realizar un estudio técnico concienzudo del proyecto, también hay que hacerlo aún más sobre la forma de organizarse una vez iniciada la explotación agrícola. Es decir, en la granja se necesitan expertos agricultores, ingenieros agrícolas, etc, y personas con alta capacidad y experiencia organizativa. Como toda cooperativa, nadie está por encima de nadie pero todo el mundo respeta la función y desempeño de cada uno, dentro de la organización, y lo valora por igual. Por lo tanto, no existen jerarquías pero sí una eficiente y gran organización. Si se tienen claras las necesidades técnicas y la figura de los que organizan como uno más del grupo, el éxito está garantizado.

martes, 11 de octubre de 2011

SÁBADO 15 DE OCTUBRE : HISTÓRICA MANIFESTACIÓN PLANETARIA

Tenemos sobradas razones para volver a salir a la calle y manifestar a los que nos oprimen que no estamos dormidos.

15th october

Este sábado 15 de octubre – tres días después de que en España desfilen las fuerzas armadas en la ciudad de Málaga, para constatar que siguen mandando los mismos de siempre y con las mismas impuestas tradiciones antidemocráticas de siempre–, tenemos de nuevo la oportunidad de dar a conocer al resto del planeta que somos muchos los humanos conscientes que creemos en un mundo mejor, donde se empleen las energías renovables, se practique una democracia real o directa, donde se utilice la eco-economía, bioeconomía o economía basada en las sostenibilidad de los recursos naturales, donde se respete y proteja a la biodiversidad, donde se respete verdaderamente la declaración universal de los derechos humanos, donde el hambre, la pobreza, las guerras, la encarnizada competitividad entre humanos y la especulación financiera desaparezcan, etc.

Este sábado muchos humanos del planeta entero tomarán consciencia de que una re-evolución pacífica y global se avecina.

Por un mundo menos salvaje y más humano, ¡manifiéstate este sábado 15 de octubre!

viernes, 30 de septiembre de 2011

LA CRISIS INHUMANA PERSISTE: HOMÍNIDOS CONTRA HUMANOS

Día a día podemos constatar que las cosas no mejoran. Guerras por los recursos en todo el planeta (Irak y Libia por el petróleo, Afganistán presuntamente por sus yacimientos de litio, ...), ambición infinita de los poderosos que controlan el mundo y como consecuencia pobreza para la mayor parte de la humanidad, crecimiento exponencial de la competitividad entre humanos y en la misma proporción de insolidaridad, muertes, asesinatos, injusticias, hambre, enfermedades, sexta extinción de las especies debido a la macro-destrucción de los ecosistemas planetarios y de su biodiversidad, crisis climática, contaminación global, etc.

"El planeta de los simios" - Dir. Franklin J. Schaffner

La mayoría de personas de la Tierra permanecen impasibles, aborregadas, esperando que unos interesados, psicópatas e insensibles politicastros, tiranos, terratenientes, dueños de multinacionales y entidades financieras, plutócratas, monarcas y otros falsos líderes, con sus falsas y perversas promesas, nos saquen de un crisis sistémica irreversible.

Desde nuestro humilde blog ya hace un año que intentamos concienciar a la gente de que ha llegado la hora de organizarse y cambiar el sistema, todo el sistema, el sistema global. Sí, el problema es global y el cambio debe ser global. Por eso insisto en recordaros a todas y a todos que ha llegado el momento de re-evolucionar pacíficamente como especie. Debemos unirnos todos y humanizar este planeta cada vez más inhumano. ¿Qué hay que hacer? Muchos ya lo sabéis. El que no lo sepa puede leer los artículos escritos en este blog desde hace un año o bien leer el libro gratuito (por el momento) Manual práctico para cambiar el mundo, además de continuar evolucionando como ser humano aprendiendo de los buenos libros, y de tu entorno crítico, para poder empezar la re-evolución pacífica internacional que el planeta necesita urgentemente para que no sea destruido por el egoísmo y la psicopatía de los homínidos que están al mando.

viernes, 29 de julio de 2011

Dignidad Democrática Internacional (por Pep Peragón)

El 15M ha dado alas a la creación de consciencia crítica en todo el planeta. Muchos son ahora más conscientes de que seguir con este sistema capitalista global es absurdo y autodestructivo.


Por parte de algunos indignados, hasta el momento, se han redactado una serie de propuestas de mejora, manifestaciones, acampadas, asambleas, etc. Todo ello ha sido y es muy útil para hacer que la gente despierte y se indigne. Pero ya lo he dicho otras veces, aparte de lo anterior, de la desobediencia civil ante la injusticia y de nuevas, originales e imprescindibles formas de protesta civil, se necesita un proyecto sistémico con el cual empezar a trabajar (leed, por lo menos dos veces, mi propuesta de proyecto sistémico Manual Práctico Para Cambiar el Mundo).

Por otro lado, una gran parte de la masa social planetaria está indignada pero no es consciente aún de que lo que falla es el sistema y por ello, y para consolidar la re-evolución pacífica, debe ser formada en consciencia crítica. Además, esa gran masa social aún cree en ciertos políticos y también en sus mentiras. Estos politicastros ceban los cerebros de estas personas con temor al cambio y con tópicazos que les hacen pensar que todo lo que no sea semejante al actual sistema es utópico o imposible de realizar. La mayoría de los conscientes sabemos que se tratan de burdas y crueles manipulaciones de la verdad. Amigas y amigos tenemos que luchar contra eso no sólo con pacífica desobediencia civil sino con algo más.

Una de las formas más prácticas y directas de combatir contra ello es crear un partido político de duración limitada paralelamente al actual movimiento de indignación mundial. Es decir, seguimos como hasta ahora, con asambleas, manifestaciones,..., y otras formas inteligentes y pacíficas de desobediencia civil, pero además, creamos un partido para cambiar el sistema desde dentro. Cada cual que reflexione el tiempo que sea necesario para llegar a esta conclusión. Crear un partido político de duración limitada entraña muchas ventajas si se construye con inteligencia y sinergia colectiva.

Sin embargo, para que este partido, Dignidad Democrática Internacional, no se convierta en otro putrefacto y corrupto partido político más, debe reunir ciertas características que aquí enumero:

1-     El partido debe tener duración limitada. Se debe presentar como máximo a 4 o 5 elecciones para cada uno de los diferentes procesos electorales (si los hay) que se celebren en cada país del planeta. En otras palabras se presentará 4 o 5 veces a las elecciones generales, 4 o 5 veces a las locales o 4 o 5 veces a las municipales, etc. Caso de sobrepasar el límite pre-establecido y no conseguir el poder, el partido se disolverá, y se continuará luchando por el proyecto de cambio sistémico por otras vías y siempre de forma pacífica.

2-     El partido estará integrado por candidatos elegidos previamente mediante un sistema de listas abiertas.

3-     El partido será tutelado y guiado, NO DIRIGIDO, por “sabios altruistas”, que también pueden ser candidatos, elegidos democráticamente mediante el sistema de listas abiertas, al igual que en el punto anterior.

4-     El partido, caso de conseguir el poder, implementará un sistema de democracia directa, mucho más participativo que el actual, mediante internet y creará un sistema de elección democrática de sabios altruistas sin privilegios que guiará (NO GOBERNARÁ, eso lo hará el conjunto de la sociedad) y ayudará a que el pueblo tome decisiones. Por supuesto mediante internet el pueblo realizará quejas y propuestas de mejora que serán sometidas posteriormente a referéndums continuos. Recomiendo leer mi ensayo para profundizar sobre ello. Una vez implementado el nuevo sistema de democracia directa guiada por sabios altruistas elegidos democráticamente, el partido se disolverá.

5-     El partido se disolverá y substituirá el Estado por la Primera Comunidad Humana de la región geográfica del planeta en la cual haya ganado las elecciones. Con el tiempo, todas las Comunidades del planeta pertenecerán a una sola, la Comunidad Humana del planeta Tierra.

6-     Muy importante. El partido no será ni de derechas ni de izquierdas ni de centro. El partido de duración limitada sólo aglutinará, defenderá y representará las mejores ideas y los valores imprescindibles para crear un mundo más humano, justo y ecológicamente sostenible. Ejemplo: Cumplimiento real en todo el mundo de la declaración universal de los derechos humanos, implementación de un sistema real de democracia directa, abolición progresiva de todas las naciones y estados del planeta en favor de una sola comunidad humana Universal, implementación de energías renovables en todo el planeta y substitución de las energías procedentes de los combustibles fósiles, protección absoluta de la biodiversidad y de todos los ecosistemas del planeta, destrucción del armamento creado para la guerra o la violencia entre humanos, abolición del dinero e implementación de una eco-economía, bioeconomía o economía basada en la sostenibilidad de los recursos naturales de la Tierra, etc...

7-     Si los candidatos consiguen un escaño o puesto político remunerado por el Estado, deberán aportar como mínimo la mitad de sus ingresos para financiar el partido. Con estos ingresos y con donaciones de sus simpatizantes o miembros, el partido se financiará y creará una Fundación para ayudar REALMENTE a aquellos humanos y seres vivos que lo necesiten, y de las formas que se crean más convenientes, eficientes y efectivas mediante previo consenso por parte de todos los integrantes del partido.

8-     El partido podrá substituir a cualquier candidato, electo o no, mediante proceso democrático, que pretenda convertir a este partido de duración limitada en otro semejante a los actuales partidos políticos, la mayoría de ellos al servicio de las entidades financieras y grandes corporaciones del planeta.

9-     Dignidad Democrática Internacional nace para cambiar el mundo, no para reformarlo y perpetuar los privilegios de unos pocos que oprimen al conjunto de todos los recursos y seres vivos del planeta, sólo en su beneficio y de forma absolutamente insostenible para la supervivencia ecológica y humana mundial.

10- Dignidad Democrática Internacional debe tener como objetivo ser un partido de duración limitada atractivo para la gran mayoría de seres humanos del planeta. Por eso su proyecto debe mostrar que el cambio es a mejor y no al revés. Es decir necesitamos la tecnología, la ciencia y todo el conocimiento humano para progresar, para que todos los humanos vivamos mejor, pero siempre manteniendo la biodiversidad y los ecosistemas planetarios intactos. Conceptos como Comunismo, decrecimiento, anti-sistema, anti-etc,... no ayudan, por culpa de la propaganda capitalista, a hacer atractivo el proyecto de cambio sistémico. Por ello, por el momento y sólo por razones prácticas y hasta que existan más personas conscientes, debemos evitar utilizar demasiado esos términos aunque, como nosotros sabemos, muchas de esas ideologías contienen elementos imprescindibles para mejorar y cambiar el mundo. No lo olvides: “Cambiamos para vivir mejor”, el que piense o difunda lo contrario fracasará en su intento de cambiar el mundo.

Así pues hago aquí un llamamiento internacional a todos los indignados de Grecia, Irlanda, Portugal, España y todo el resto de países del mundo, a que empiecen a crear su propio partido para la Dignidad Democrática Internacional, y de este modo aumentar, junto con los otros caminos de lucha y de desobediencia civil pacíficos ya abiertos, las probabilidades de éxito de la actual RE-EVOLUCIÓN PACÍFICA mundial que empezó el pasado 15M.

Pep Peragón
(no olvides leer mi ensayo para profundizar en los “porqués” de los puntos anteriores)

lunes, 25 de julio de 2011

NECESITAMOS SER CRÍTICOS PARA CAMBIAR EL MUNDO (Por C.H. Castellano)

Ante nuestros ojos, una caja negra. Abrirla o no hacerlo depende únicamente de nosotros. Saber qué hay dentro o ignorarlo corresponderá a nuestra voluntad. El peso de esa misteriosa caja depende de la cuantía del contenido que se encuentre en ella. Por consiguiente, la fuerza que necesitaremos para destapar la incertidumbre será cada vez mayor cuanto más sea el peso contenido. Pero, en lo que al contenido se refiere, ha sido puesto en todo momento por el ser humano, por lo tanto podrá ser destapado también por cualquier persona. La fatiga podrá ser nula o podrá ser inmensa. Podrá no requerir grandes esfuerzos, o será necesario empeñar las últimas gotas de sudor, pero siempre podrá ser abierta. La acción de descubrir el contenido será, exclusivamente, fruto de la simple voluntad del ser humano que así lo crea necesario.

Autor: Sergi Peragón
 ¿Por qué es necesario el espíritu crítico? Aceptar la manera de pensar que supone la adopción de esta causa es evolucionar individualmente como humano y colectivamente como especie. Es dar un paso más, pues es afirmar la indignación ante una conducta pasiva y convencional que destruye la condición humana, y es a la vez sustituirla por una vida de activismo intelectual, en la cuestión de defender lo moralmente justo para todo. El espíritu crítico es necesario para reafirmar nuestra vida como especie inteligente, pues solo con la búsqueda de la verdad y la lucha por ésta es posible considerarse como tal. La total desaprobación del egoísmo y de la competitividad es fruto de la reflexión, del propio espíritu crítico que nos hace cuestionarnos por esta conducta, y que nos conduce a sustituir estos sentimientos devoradores por empatía, altruismo, y sentido común. En definitiva, el espíritu crítico es necesario para despertar a la humanidad del sueño profundo de la pasividad y el convencionalismo de cuanto le rodea, y de convenir en la aberración de los sentimientos egoístas que despiertan esto, para evolucionar intelectualmente, como individuo y como especie, en la construcción de unos ideales justos para la sociedad y el entorno, y con el objetivo no solo de que esta conducta pueda cambiar el mundo, sino en la adopción perpetua para combatir cualquier contradicción y poder luchar y construir a partir de ella.

¿Cómo utilizar el espíritu crítico? Una vez cerciorado de que el espíritu crítico es necesario para luchar contra las injusticias y construir un mundo mejor, debemos ponerlo en práctica. Primero de nada, es necesario despojarnos de la actitud pasiva y convencernos de la necesidad del activismo mental. Pensar es indispensable para la adopción total del espíritu crítico. También tenemos que tirar por la borda la infinitud de convenciones sociales que existen. Debemos, por tanto, rechazar con absoluta firmeza cualquier sentimiento egoísta que se nos presente y anteponer el bien común ante todo. Despejarnos de la abrumadora competitividad que nos inunda y acoger a la empatía y el altruismo como otra manera de ver el mundo. En definitiva, la utilización del espíritu crítico radica en contrastar la realidad. Qué está bien, qué está mal, y qué podría ser mejor. La moralidad está por lo tanto presente. Este sentimiento es una nueva forma de ver el mundo, de verlo a través de nuestra conciencia crítica, no únicamente por nuestros ojos o sentidos.

¿Qué objetivos tiene el espíritu crítico? La creación de una nueva conciencia crítica de especie tiene como objetivo, simple y llanamente, aunque complejamente en medida, cambiar el rumbo del ser humano en el mundo. Esta expresión parece imposible de alcanzar, pero la adopción del espíritu crítico es solamente el principio. Antes de actuar, necesitamos saber en contra de qué actuamos, cómo actuamos y por qué actuamos. Pues sin conciencia no hay lucha, y sin lucha no hay victoria. Sin esto solo cabe la resignación y el desperdicio de toda una especie inteligente. Pero la adopción de este primer paso nos tiene que servir para cuestionarnos por lo que nos rodea, para más adelante, y aún en el mismo acto de la lucha, conseguir llegar a nuestro objetivo de cambio. Así pues, el objetivo del espíritu crítico es la concienciación. Sólo con el procedimiento de ver el mundo con otros ojos podemos saber qué hay detrás. Sólo cuando estás aturdido por un golpe y haces el esfuerzo de ver más allá, en vez de ver cuatro dedos ves ocho. El espíritu crítico sirve para ver más allá de la realidad que se nos muestra, para solidificar el nacimiento de una nueva conciencia de especie, para asentar las bases de la lucha y para, en definitiva, conseguir un mundo mejor.

C.H. Castellano

lunes, 4 de julio de 2011

VEGETARIANISMO: UNA NUEVA FORMA DE VER A LA VIDA (por C.H. Castellano)

Cuando observamos la cantidad de injusticias que provocan las pautas de consumo de occidente en todo el mundo, no es extraño caer de rodillas y echarse a llorar.


En este contexto, la globalización ha estandarizado la dieta de toda la sociedad occidental, y el sistema político ha perpetuado un modelo agrícola insostenible, apoyado con el sistema económico capitalista, para maximizar los beneficios económicos en detrimento de lo básicamente existencial y necesario. Cuando se nos presenta este panorama, la necesidad de luchar contra este sistema inhumano es incuestionable. Pero a medida que impulsamos las luchas y participamos en el proceso revolucionario del cambio, debemos, desde un principio, cambiar como personas, y a la vez adoptar conciencia para convencer a nuestro entorno social que ese cambio es posible. Pues debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo. En este sentido, tenemos que ser conscientes que la dieta que se nos ha impuesto genera una serie de problemas: más del 50% de la producción agrícola mundial se destina a la producción de piensos para el ganado y agrocombustibles, mientras hay más de mil millones de personas en desnutrición en todo el planeta; el 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero que produce el ser humano son de origen ganadero; la extinción de especies acuáticas y la contaminación de mares y océanos por estas prácticas es una realidad; problemas de salud: cada vez hay más obesos y a la vez más desnutridos; deforestación por los nuevos cultivos y conflictos internacionales; transgénicos y mala calidad de frutas y verduras; el trato aberrante a los animales en las granjas industriales; etc, etc. El vegetarianismo es una nueva forma de consumo, pues, mientras exista este fatal sistema, logrará apartar a muchos de estos problemas.

Con el vegetarianismo estamos dejando vía libre para el desarrollo de nuestra conciencia y moralidad. Aceptamos que como especie inteligente podemos dar un paso más allá y dejar de depender para nuestro consumo de las vidas de otros animales, pues podemos incorporar los nutrientes y proteínas de éstos mediante legumbres o vegetales. Porque no queremos ver cómo los alimentos se destinan al ganado de occidente y no a las personas en desnutrición, ni que seamos cómplices de un maltrato a los seres vivos ni de una contaminación imperante. Tampoco queremos ver cómo se extinguen especies acuáticas por nuestro desorbitado consumo de pescado, ni tener problemas de salud, como cáncer o enfermedades cardiovasculares por nuestra desequilibrada dieta. Porque sin el consumo de carne, podemos ahorrar hasta el punto de poder adquirir los vegetales, legumbres, frutas, etc, en tiendas de productos ecológicos, cuya procedencia y producción acorde con la naturaleza está garantizada. Con una dieta vegetariana adecuada, no solo podemos dejar de comer carne y todos los problemas que ello conlleva, sino que podemos independizarnos del mercado convencional y optar por productos únicamente de producción local y ecológica.


Está del todo claro que nadie quiere problemas en el mundo, pero generalmente cuesta demasiado actuar y adoptar un cambio como este. No obstante, el cambio es necesario y depende de nuestra voluntad. Es importante que luchemos contra la globalización, el sistema político y el sistema económico, pero igual de importante es evolucionar como personas y crear conciencia. Por eso, el rechazo a las pautas de consumo dietéticas de occidente tiene que ser una realidad, y el vegetarianismo una solución para los problemas del planeta, los de los animales, y los de nuestra salud.
C.H. Castellano

martes, 28 de junio de 2011

SATYAGRAHA Y AHIMSA, DOS MEDIOS PARA CONSEGUIR UN MUNDO MÁS HUMANO (por C.H.Castellano)

En estos tiempos de legítimas protestas, donde el pueblo se alza ideológicamente y combativo contra los poderes políticos y económicos, es necesario, en gran medida, echar la vista atrás y consultar, meditar y adoptar las ideas y las acciones de sabios pensadores, humanistas, filántropos, intelectuales y filósofos, con el objetivo de no naufragar en el largo viaje hacia la justicia.


Hace aproximadamente un siglo, un gran ser humano, Mahatma Gandhi, vislumbró lo que en un futuro le llevaría al tremendo éxito que logró alcanzar. Así, utilizando su más sensible conocimiento sobre la lucha, emprendió un largo camino apoyado en dos conceptos valiosos. Por una parte, Satyagraha, o la búsqueda y la lucha por la verdad, debía servir para defender con firmeza el concepto de lo incuestionable. Mediante este proceso, se logró no solo adoptar unas pautas de evolución en los movimientos, sino concienciar a la sociedad que la lucha por la verdad, o en definitiva, adoptar un comportamiento humano y alcanzar la justicia, era algo más que una utopía. Para alcanzar este fin, el modelo de lucha que propuso fue el llamado Ahimsa, es decir, la lucha de la no-violencia. En ciertas ocasiones el propio Gandhi, que alzó a miles de personas en una sola ciudad, tuvo que reiterar el significado de este concepto por la súbita espontaneidad de la violencia, por lo que a veces llegó a tener enfrentamientos entre sus seguidores. De todas maneras, el ahimsa no solo tuvo éxito, sino que significó para todo el mundo que una lucha con conciencia y espíritu inteligente, adoptando así los medios para no causar pérdidas, era posible.

En estos momentos la sociedad también se encuentra en una época de luchas. Pero también, y como de costumbre, confusa ante las cuestiones de qué hacer y cómo hacerlo. Muchos nos podrían decir que lo único que hay que hacer es aglutinar a la masa social o trabajadora y seguir las pautas organizativas de un movimiento o de un líder; que con salir a la calle basta. En parte es del todo correcto. La movilización y la acción son indispensables para el éxito de una exigencia popular. No obstante, no nos encontramos ante algo totalmente espontáneo, y por ello, no podemos esperar a que la gente salga a la calle como un bebé pueda aprender solo a caminar. Es necesario, antes de nada, que sepan por qué salir a la calle y qué deben defender. Gandhi lo podría llamar satyagraha, y nosotros ahora lo llamamos concienciación social. Porque con la concienciación social, no solo sabrá la gente por qué debe salir a la calle y por qué debe luchar, sino que lograremos afiliar más gente confusa a esta lucha justa. Por supuesto, tenemos que combinar la concienciación con la acción, pues ninguna puede ser independiente de la otra ni del éxito del movimiento.

Una de las cosas que más se ha hablado durante el último mes, es del método de acción. La sociedad también está confusa por cómo actuar. El simple miedo a actuar por las décadas de inactividad combativa y la fuerte criminalización del movimiento han hecho adoptar a las personas, más que un estilo de lucha, un método de expectación. Si de algo estamos seguros, es que hemos estado oyendo el término de la no-violencia sucesivamente. El ahimsa de Gandhi ha sido, pues, adoptado por la sociedad en término. Pero aún creo que no ha sido puesto en práctica. Pues el término de la no-violencia va más allá del únicamente no hacer violencia. Manifestaciones y movilizaciones son ejemplos de ello, pero creo que lo que mejor describe a la no-violencia es la continua y férrea resistencia. Sabemos que en una sociedad civilizada como la nuestra los gobiernos no se pueden permitir masacres como en Tiananmen, Libia o Siria. Utilizando nuestro agudo sentido de la perspicacia, el sentido común y nuestro intelecto y la opción de la resistencia indefinida, se podría ganar la lucha con el ahimsa. Pues así, no solo las manifestaciones o las movilizaciones y acampadas son imágenes de la no-violencia. La huelga general indefinida, la desobediencia civil, la ocupación de centrales políticas y audiovisuales, la difusión informativa, etc, son también mecanismos para ganar la lucha en una sociedad como la nuestra utilizando la no-violencia. Pues, aún cuando se haya de adoptar el estilo de lucha a las condiciones que se dan en el transcurso del conflicto, la no-violencia y la utilización del sentido común es, hoy y en nuestro lugar, el mecanismo más efectivo y socialmente más legítimo y aceptado.

Como decía Schopenhauer, la palabra humanidad, aunque parezca extraño, nos recuerda a piedad. Y esto es otro punto a favor para adoptar una lucha conciente, pacífica y efectiva para conseguir un éxito socialmente rotundo.

C.H. Castellano


sábado, 18 de junio de 2011

LA VIOLENCIA ESTÁ DENTRO DEL PARLAMENTO (Por C.H.Castellano)

El 14 y 15 de Junio se vislumbraban jornadas de protesta y movilizaciones, especialmente en Cataluña. El objetivo estaba claro: evitar a toda costa que los políticos catalanes entrasen en el Parlament para apostar por una serie de medidas injustas y antidemocráticas que recortarían aún más los derechos de la población frente a la crisis financiera del capitalismo.



El día 14 a las siete de la tarde miles de personas vieron las puertas de la Ciutadella cerradas. La protesta, que iba a consistir en acampar y rodear el parlamento para evitar la entrada de los políticos, se tuvo que efectuar en las afueras del parque por la medida ideológicamente opresora que efectuó el Govern de la Generalitat. No obstante todos los manifestantes lograron permanecer unidos y la jornada de protesta comenzó expectante con miles de personas durmiendo y cortando a la vez el acceso a las puertas del parque que dan acceso al parlamento.

Por la mañana el acceso parecía imposible por las barricadas humanas y materiales que los indignados levantaron. Aunque otra vez, el poder político y económico logró apartar a un lado la voz del pueblo y entrar por la fuerza en el parlamento con la ayuda de las cargas policiales. Mientras los políticos pasaban indiferentes ante las protestas del pueblo, acompañados de policías, en helicóptero, o a pie ignorando la indignación de la gente, la población se limitaba, como no pudo ser de otra manera, a humillarlos. Simplemente a humillarlos por todo lo que han hecho hasta ahora, por destrozar a la sociedad y mirar siempre por los intereses económicos.

Aunque muchos quieran convertir esas acciones en actos terroristas y que ofenden al derecho de la democracia, la verdad es que las miles de personas que mantuvieron las protestas canalizaron su indignación en una jornada de lucha pacífica y no violenta. Los tres casos de contacto físico (dos pintadas y un embadurnamiento salival) fueron casos aislados en los cuales no se puede generalizar, y en todo caso actos menores que, junto a los incontables abucheos y gritos contra las actividades inhumanas de esos políticos, sirvieron para demostrar la terrible desaprobación del pueblo ante esta clase todopoderosa. Más adelante, los políticos se limitaron a ponerse una mascara de mártires de la democracia diciendo que habían sido víctimas de un acto de barbarie violento y terrorífico que puso en vilo a la estabilidad democrática.

Cabe decir, queridos parlamentarios, que lo único que presenciasteis fue el fruto de vuestra cosecha, el premio a vuestra labor. Tras años de servidumbre al capitalismo, vosotros habéis pospuesto el servicio a la comunidad por los intereses financieros, y vendido al pueblo a todos los grandes capitalistas que han creado esta crisis. Habéis conseguido dejar sin trabajo, sin casa y sin recursos a muchísima gente, y esto de aquí es vuestro premio.

Mientras intentáis manipular la información y criminalizar al movimiento justificando la protesta pasada con actos de barbarie, la indignación crece día tras día entre las personas a las cuales representáis. Mientras calificáis de violencia las acciones legítimas del pueblo al abuchearos y al intentar impedir vuestra entrada para que no empobrezcáis más a la población, la gente sabe que la violencia más extremadamente ejercida con un puño de acero cada vez más antidemocrático es la que vosotros hacéis día tras día aprobando medidas injustas y antidemocráticas para solventar una crisis que no han provocado ellos. Vuestra violencia no tiene límites. Utilizáis la fuerza policial para reprimir movimientos pacíficos que os deslegitimizan. Los criminalizáis y os ponéis máscaras de santos benditos. Es vuestra violencia, la que ejercéis con la fuerza policial y la que imponéis en el parlamento, es esa violencia injusta y antidemocrática, la que hace sombra y intenta callar un movimiento pacífico y legítimo. Es esa vuestra violencia la que hace quebrar las libertades de la democracia, y no las protestas del pueblo que tanto os apresuráis a criminalizar.

Pero no os preocupéis, porque aunque sigáis con vuestra indecente y opresora violencia física y legislativa, el poder del pueblo, que jamás será vencido ni falsamente criminalizado, el movimiento social, pacífico y legítimo, corroerá vuestras más duras armas hasta destronaros de vuestro más sentido privilegio, pues andáis veloces hacia un muro de hormigón, destrozando a la sociedad que representáis por el camino, sirviendo al poder financiero como si fuese el "soma" de vuestra sangre. Pero esa droga os llevará a la fatalidad, y un día, tras el proceso popular mediante la revolución pacífica que vivimos, experimentaréis lo que es la justicia, la libertad y la igualdad al otro lado de vuestra ventana.

C.H. Castellano


----------------------------------------------------------------------------

(Nota de Pep Peragón) Suscribo todas y cada una de las palabras de mi gran amigo Carlos. Y añado lo siguiente:

El bombardeo mediático criminalista y la repugnante, asquerosa y maquiavélica manipulación (por parte de las elites sociales política, intelectual, periodística, económica, etc) que se está ejerciendo contra la imagen de los indignados (que calculo somos más de las tres cuartas partes de la población mundial y me quedo corto) a raíz de las humillaciones que sufrieron algunos POLITICASTROS por parte de un reducidísimo grupo de exaltados, que no representan en modo alguno a la mayoría de indignados, son propias de un país totalitario. Me asusta el paralelismo existente entre los actos de la autodenominada, por los propios políticos, “democracia actual” (en realidad es una plutocracia controlada por sátrapas) y las fictícias acciones totalitarias descritas por Orwell en sus novelas.

Lo más bestia y maquiavélico que escuché de un político esta semana, y por parte de la señora Montserrat Tura, es comparar las pintadas de su chaqueta con las que los nazis hacían a los judíos. Esas sibilinas palabras cargadas de fétido y mortal veneno definen claramente a la señora Tura - que en realidad es médico de profesión, a pesar de que sus palabras son absolutamente perjudiciales para la salud pública... - y a la clase política, mentirosa, calumniadora y manipuladora, “que nos representa”. Calificar de “actos violentos” lo del otro día es como decir que tirarse un pedo en un ascensor abarrotado de gente es un intento de asesinato.

Más de 80.000 personas mueren al día de hambre por culpa de una clase política corrupta al servicio del capital, y eso sí que es violencia señores políticos, un par de pintadas y un escupitajo es solo una gamberrada. Los que aquí escribimos somos absolutamente pacifistas. Practicamos y predicamos la no-violencia, pero comprendemos perfectamente a los que lo hicieron porque, señores politiCASTROS, motivos le sobra al pueblo para eso y más... ¡Así que, y mientras tengan el poder – que no será por mucho tiempo –, esfuércense por hacer bien su puto trabajo!

Ah, se me olvidaba, liberen de inmediato a los arrestados. Que paguen la chaqueta de la señora Tura y estén un par de días haciendo una prestación pública, o algo similar, y ya está. Ni se los ocurra meterlos en la cárcel. Si hay alguien que debería estar en la cárcel son la mayoría de ustedes, por mentir e ir en contra de los intereses del pueblo y en favor de las elites sociales y económicas. Además, ¡qué cojones es esto de condenar a alguien hasta 5 años por escupir a un político o pintarle el cogote!, ¿creen que eso es justicia?¿creen que es un castigo proporcionado?¿creen que si a una persona "normal" un gamberro le pintara la chaqueta le caerían por ello cinco años de cárcel?. Ustedes deben tener los mismos derechos que un ciudadano de a pie, ¿quién coño se creen que son?¿son ustedes semidioses?... el colmo ya fue aterrizar delante del Parlament en helicóptero... son ustedes la re-encarnación de los peores defectos del hombre.

Señores políticos le guste o no les guste el sistema va a cambiar a mejor para todos, incluso también para ustedes, así que empiecen a allanar el terreno.

(Pido disculpas por mis imprescindibles palabrotas, son fruto de mi enorme indignación)

sábado, 11 de junio de 2011

EL ÉXITO DE LA REVOLUCIÓN PACÍFICA: ORGANIZACIÓN Y PERPETUIDAD (Por C.H.Castellano)

La fecha del 15 de Mayo del 2011 va a ser recordada no solo por todos los españoles y las gentes del mundo, sino que quedará grabada en la evolución política y tendrá relevancia histórica.

Autor: Sergi Peragón

El símbolo de la revolución como algo histórico del pasado ha dado paso a la realidad de un movimiento que puede cambiar el mundo y el camino de la especie hacia un sistema más democrático, justo, libre y humano.

Aun así, el cambio sistémico pasa obligatoriamente por el éxito de muchos factores (concienciación social, cambio en los valores de la sociedad, etc), entre ellos, el éxito de la revolución pacífica.

Para el éxito de esta revolución social es necesario, por una parte, la organización individual y colectiva del movimiento. Aún sabiendo que las revoluciones son procesos espontáneos que surgen por los procesos evolutivos de la historia a raíz de desigualdades en la sociedad, y que, en nuestros tiempos, el papel de las nuevas tecnologías tiene un peso enorme en este resurgimiento, el papel organizativo es aún más importante. En medida de lo posible, los medios de comunicación, controlados en mayor medida por el poder y los grandes capitalistas, han centrado el origen de las protestas en la convocatoria de las redes sociales, infundiendo la responsabilidad y la heroicidad de los movimientos a redes como Facebook o Twitter. El objetivo de estos medios capitalistas: deslegitimizar  el poder de convocatoria y organización de las organizaciones políticas, sindicales, y de izquierda social y radical (para evitar un desplazamiento de la sociedad a estas corrientes). En todo caso, el papel de la espontaneidad de la revolución ha sido claro como en la mayoría de las pasadas, y las nuevas tecnologías han ayudado a su difusión, pero el desarrollo y éxito de la revolución ha sido gracias a los movimientos asamblearios de base, al apoyo social de la clase trabajadora, la creación de sindicatos independientes, la movilización y apoyo de los sindicatos a huelgas, etc. Por lo tanto, es a estos movimientos organizativos a los que tenemos que dirigirnos (y utilizar, por supuesto, todos los medios tecnológicos posibles para facilitar el trabajo) para mantener viva la llama de la revolución y conseguir la organización necesaria para la unidad y el trabajo conjunto.

Quizás pueden desaparecer las acampadas como método estratégico para mantener la imagen de la revolución intacta, pero los movimientos asamblearios de plazas y barrios, las luchas y movilizaciones, así como las concentraciones sindicales, deben mantener la misma fuerza de unidad y continuidad organizativa para mantener el movimiento al día.

Muchos opinan que la única continuidad del movimiento radica en la creación de un partido político. Puede ser una buena opción, quizás lograría percibir muchísimos votos y hasta obtener representación parlamentaria, y eso le permitiría hacer una fuerte oposición a los partidos políticos capitalistas. Aún así, el reformismo político que pretende esta idea se vislumbra muy complicado por los grandes poderes antagónicos respecto al movimiento dentro de la política nacional y sobretodo internacional (UE, FMI, BM, G8, etc). Por lo tanto, el mecanismo más efectivo sería la continuidad perpetua de la movilización social de base, el impulso de las luchas y la organización, puesto que el capitalismo no se puede reformar desde dentro, se tiene que destruir desde fuera.

Esto nos lleva al segundo punto del éxito de la revolución, que es la perpetuidad. Como todos sabemos y es fácil de intuir, toda revolución conlleva a una contrarrevolución. El intento de quitar poder a los poderosos o exigir regulación a los bancos y a la administración han provocado una respuesta dura al movimiento (tanto física como psicológica), mediante la carga policial y el acoso mediático. Por lo tanto, esta histórica lucha de clases entre oprimidos y opresores, entre revolucionarios y contrarrevolucionarios, se decanta hacia uno u otro lado. Si la revolución cesa, la contrarevolución gana, por eso, acuñando el término de Trotsky de "la revolución permanente", la lucha por la justicia y la libertad del pueblo, mediante la revolución social de base, debe perpetuarse a lo largo del tiempo hasta que los poderes sucumban al sentido común de las exigencias de los más humildes y justos de la sociedad. ¿Cómo perpetuar la revolución? Como hemos comentado antes, mediante la organización individual y colectiva, el impulso de las luchas de base, las movilizaciones sociales, el trabajo sindical, etc.

Lo que antaño parecía parte de la historia ha llegado. La convención social de la indiferencia y la pasividad ha dado lugar a las épocas del activismo y la movilización. Las ganas por cambiar el mundo, por construir un entorno más democrático, justo, libre e igual ya no son parte de una pequeña porción del globo. El cambio se vislumbra en un horizonte no muy lejano, y los medios más eficaces para ello – la concienciación colectiva y la revolución – han llegado en tiempos justos de la crisis del sistema perverso del capitalismo.

Es hora de alzarnos por nuestra condición. ¡Viva la revolución pacífica!

C.H. Castellano

lunes, 30 de mayo de 2011

SIN PROYECTO NO HABRÁ RE-EVOLUCIÓN

Desde el pasado domingo 15 de mayo no hemos cesado de vivir tiempos de indignación, de desobediencia civil y de resistencia no-violenta en muchas ciudades españolas y europeas. He visitado estos últimos días asambleas, acampadas y otros lugares donde me han llamado para exponer las ideas contenidas en mi nuevo proyecto sistémico alternativo.

Autor: Sergi Peragón

Las respuestas y mis sensaciones han sido muy diferentes. Si bien en algunos lugares existe un gran número de indignadas y de indignados con un elevado nivel de consciencia crítica y con voluntad de construir algo verdaderamente sólido, también existen otros grupos de personas muy desorientadas que no saben ni están educados para escuchar a los que realmente ofrecen ideas evolucionadas ya que todavía no están preparados para ello porque, y siento ser tan duro, desgraciadamente el propio sistema les ha llenado el cerebro de prejuicios, típicos tópicos e ignorancia, o bien otros que se toman esto de la re-evolución pacífica como una fiesta, una experiencia al estilo Woodstock, fumando y escuchando a Jimi Hendrix o a los Who, lo cual me parece maravilloso, pero sin mostrar verdadero interés por cambiar las cosas. En ambos casos los más conscientes debemos ayudar a estos dos grupos, mediante diálogo, desde la humildad y la modestia, a tomar consciencia de lo que realmente sucede en el mundo, y enseñarles cuales son las soluciones a los problemas que nos atormentan hoy en día y, sobre todo, hacerles reflexionar sobre qué papel desean y deben tomar en esta re-evolución pacífica.

Debemos tener mucho cuidado en no ofrecer una imagen pasota, no tomar decisiones infantiles y no mostrarnos como unos necios. Debemos ofrecer una imagen evolutiva, dinámica y, especialmente, de unidad. Y sobre todo, debemos escuchar con atención a los que saben y ofrecen altruistamente, gratis, sus conocimientos para que todos re-evolucionemos de forma pacífica. El capitalismo a generado un detestable individualismo en la mayoría de nosotros que provoca que todos nos creamos que somos tan buenos como Einstein, Darwin o Pep Guardiola. No, no todos somos la leche, aunque seguro que todos somos muy buenos en algo o en muchas cosas, pero “no lo sabemos todo de todo”.

“Por tanto de los que perciben cosas bellas, pero no ven lo bello en sí ni pueden seguir a otro que a ello los conduzca y asimismo ven muchas cosas justas, pero no lo justo en sí, y de igual manera todo lo demás, diremos que opinan de todo, pero no conocen nada de aquello sobre lo que opinan.”

La república, Platón

Por eso pido humildad para escuchar a los que saben porque desde la ignorancia lo único que conseguiremos es mantener este estúpido e inhumano sistema en el que malvivimos. He visto cosas increíbles en mi vida, pero de lo más increíble y triste es observar como hay gente que tiene el cerebro programado para creer a los falsos líderes que les mienten y manipulan, y, en cambio, son incapaces de identificar a aquellos guías, sabios o personas que les dicen la verdad. Lo peor es que no sólo no les escuchan si no que además, debido a su necedad, desconfían de ellos y los repudian. Bajo mi punto de vista esto resulta intolerable. Insisto, por eso debemos aprender, aprender y APRENDER de los que saben.

COROLARIO: Sin aprender, sin leer ni ver documentales y películas críticas con el sistema conseguiremos re-evolución alguna. Todos debemos ser conscientes de que el problema es global y que, por tanto, tiene solución global. Nada se solucionará permanentemente desde la ignorancia, con soluciones locales y, lo más importante, sin un proyecto sistémico completo que esté por escrito, podéis estar bien seguro de ello. Debemos aprovechar estos momentos de indignación para CONCIENCIAR A TODO AQUEL INDIGNADO QUE TODAVÍA NO LO ESTÉ. Recordad mi propuesta (Manual práctico para cambiar el mundo). Por el momento el e-book es gratis, pero es posible que más adelante le ponga un precio simbólico. Lamentablemente, y también por el momento, muchos sólo leen un libro cuando lo compran.

¡Viva la re-evolución pacífica!

Pep

PD: Ni siquiera los partidos políticos tienen proyecto, tan sólo tienen, en el mejor de los casos, escuetos y ambigüos programas electorales.

viernes, 20 de mayo de 2011

LA REVOLUCIÓN PACÍFICA HA LLEGADO (Por C.H.Castellano)

El grito por la condición humana de nuestra especie ha tardado en llegar, pero por fin, ha llegado.


El 14 de Mayo Barcelona se levantaba con aire marítimo y luz primaveral. En sus calles, más de 100.000 personas encabezaban las protestas. Protestas fruto de la crisis económica. Protestas fruto de un sistema político totalitario, antidemocrático y totalmente jerarquizado, y de un sistema económico injusto, desigual y descontrolado.


Personal médico, de la educación, sindicatos, juventudes de partidos y organizaciones alternativas exigían lo que se les debe por derecho: Justicia, libertad, e igualdad. Razones suficientes para que una sociedad estalle, y razones que el sistema nos prohíbe según nuestra condición económica y estamental.

El sistema político está corrompido y obsoleto. El bipartidismo de la mayoría de países hace que el poder se lo disputen entre dos partidos (el azul y el rojo) totalmente prosistémicos y subyugados al capital. El sistema político impone medidas antidemocráticas para mantener el poder en las manos de los más poderosos y evitar una alternativa más democrática y humana, basándose, por ejemplo, en la ley electoral o la ley de partidos. Impone leyes despóticas que dañan al estamento que sostiene al país, es decir, la clase trabajadora, para hacer pagar las crisis económicas cíclicas de los grandes capitalistas, bancos, multinacionales y clases enriquecidas. Nos venden la democracia como poder votar cada cuatro años al azul o al rojo y nos subyugan incondicionalmente a la obediencia de esta pequeña pero alta clase política-económica.


El sistema económico capitalista es injusto y desigual. El sistema financiero, basado en la especulación y en el libre comercio, provoca crisis cíclicas y desigualdades enormes entre el Sur y el Norte, así como diferencias abismales creando clases sociales con distintos niveles económicos, divididas en intereses. Mientras unos buscan hacer fortuna sin mirar lo que pueden provocar o lo que están provocando, otros se limitan a intentar sobrevivir, comer o buscar trabajo. La pequeña proporción de capitalistas (dueños de grandes empresas, multinacionales, bancos, gente con gran fortuna, etc), juega con el gobierno y con el dinero de todos los contribuyentes del país, haciendo pagar sus estúpidas crisis a toda la clase trabajadora.

Los medios de comunicación, controlados por el sistema político y económico aborregan a la población y la hacen ir en contra de sus propios intereses y del sentido común, desvirtuando las protestas, tachándolas de "antisistémicas" (cuando los antisistema son ellos, pues quien demanda un verdadero sistema justo solo puede ser prosistémico). La política antidemocrática y el sistema económico injusto también tiene fuerzas de opresión, y no tarda en utilizar la fuerza para evitar cambios que desfavorezcan a los poderosos, asimismo como leyes que normalizan la opresión o la negativa a la reivindicación.

Pero todo esto se ha acabado. El pueblo, la sociedad, el planeta, la especie, ha dicho ¡BASTA! ¡Basta de injusticia! ¡Basta de opresión! ¡Basta de desigualdad!

¡QUEREMOS DEMOCRACIA, QUEREMOS LIBERTAD, QUEREMOS IGUALDAD!

Es hora de salir a la calle y recuperar lo que en tantos años unos inhumanos sin sentimientos han estado robando al planeta y a la sociedad humana.

Es hora de clamar por el sentido común. Es hora de humanizar a la sociedad. Es hora de cambiar el sistema político obsoleto y corrompido por una democracia horizontal y directa. Es hora de destruir al sistema económico capitalista e instaurar una economía totalmente justa e igualitaria, ecológica, basada en los recursos.

Tenemos que practicar la desobediencia civil y nuestro derecho a la revolución pacífica. Debemos inundar las calles de personas y protestas, de reivindicaciones por un sistema político y económico democrático, justo y horizontal. Tenemos que resistir indefinidamente en las calles hasta que el sentido común se haga con la sociedad y el Estado. Hay que crear conciencia y divulgar que otro mundo más justo y humano no es una utopía, si no toda una realidad que ciertas personas se niegan a aceptar. Hay que derribar a estas personas, inhumanas y sin sentimientos, que oprimen y inundan a la sociedad de miseria y desigualdad, y construir todos juntos un sistema democrático y totalmente justo y sin desigualdades. Hay que acabar con los monopolios de multinacionales, las injusticias de los bancos y la mala repartición de la riqueza. Todos juntos, podemos.

¡ES HORA DE GRITAR! ¡GRITAR POR NUESTRA CONDICIÓN! ¡GRITAR POR LA JUSTICIA Y LA IGUALDAD! ¡PUES NUNCA NOS QUITARAN LA LIBERTAD!

¡TENEMOS QUE CAMBIAR EL SISTEMA, TENEMOS QUE CAMBIAR EL MUNDO!

¡VAMOS A CAMBIAR EL MUNDO!

¡VIVA LA REVOLUCIÓN PACÍFICA!

C.H. Castellano