jueves, 31 de marzo de 2011

“La increíble historia de un hombre de Dios en el Congo” ( Un cuento de Ana Salcedo)


El hombre, como especie, dedica mucho tiempo a averiguar sobre su pasado, quiere saber de sus raíces, de sus inicios inciertos, de su controvertido origen. Sin embargo continua sin haber encontrado hasta ahora una respuesta definitiva, lógica y aceptable al respecto.
Tan sólo tiene pobres muestras de huesos fosilizados que poco aportan a tan complejas preguntas. El ser humano tan sólo puede especular sobre su prehistoria, puede realizar hipótesis, filosofar, puede suponer, inventar o intentar reconstruir acontecimientos que fueron presuntamente reales en el pasado.
Por eso, me gustaría contaros una fábula extraordinaria. La interesante historia de un hombre de Dios, la historia de Christian, un defensor de la fe a la vez que amante de la naturaleza, que decide pasar una larga temporada lejos del caos de la ciudad para disfrutar del medio salvaje, en las menguantes pero todavía exuberantes selvas africanas, sin saber que lo que le acontecería le cambiaría la vida para siempre.

He aquí mi cuento sobre Christian el hombre de Dios...

“La increíble historia de un hombre de Dios
en el Congo”
(Un cuento de Ana Salcedo)

“Christian sentía una gran admiración por los gorilas. Su pasión por ellos le llevó a realizar un largo viaje hasta las húmedas y salvajes cumbres del Congo. Deseaba poder estudiar y fotografiar el comportamiento de estos maravillosos animales. Quería sentir la pasión que Diane Fossey sintió por ellos.



Tras un largo viaje en avión y todo terreno, Christian llegó a su destino, las selvas del este del Congo. Una vez allí se instaló en un campamento dentro del Parque Nacional Virunga.

Los días pasaban lentamente. Nuestro hombre se impacientaba pues no conseguía divisar ni un sólo gorila.

Pero un día, tras interminables caminatas bajo la lluvia, sumergido en barro hasta las cejas, en una de sus extenuantes expediciones descubrió, por fin, una familia completa de unos 15 ejemplares de gorilas con sus crías. Notó que el corazón le latía más deprisa de lo normal. Le costaba respirar. ¡Estaban allí!¡Justo delante de él! . Christian se dispuso a acampar silenciosa y cautelosamente, intentando no caer en la torpeza de invadir su territorio y su espacio vital, que con tanto recelo protegen estos grandes primates.

Si encontrarlos le costó mucho esfuerzo aún lo fue más conseguir que confiaran en él. Pero después de varias semanas pudo, increíblemente, familiarizarse con ellos. Con el tiempo los gorilas se le acercaban cada vez más.

Hasta que un día, de repente, un enorme espalda plateada, el macho dominante del grupo, se colocó frente a él, desafiante, a tan solo a unos pocos metros. Nuestro hombre apenas sí podía tragar saliva. Sin saber bien por qué, el gorila, de golpe y porrazo, arremetió contra él. Le zarandeó con sus poderosísimos brazos, como si fuera un muñequito, le rugió abriendo su gigantesca quijada y le dio a entender que no era bien recibido allí. Christian no olvidará nunca en la vida sus grandes colmillos, su potente mandíbula y su intimidante mirada. Fue justo en ese instante, cuando se miraron fijamente los dos seres, cuando sucedió algo extraordinario, antinatural. La comunicación entre las dos especies surgió de la nada, la telepatía mediaba entre ambos, entre el simio y el humano. El gigantesco gorila empezó a transmitirle mensajes y difusas escenas sobre lo que parecía ser el origen de la historia de la humanidad. Nuestro protagonista tocó al gorila en la mano para cerciorarse de lo que le pasaba era real, que no soñaba. El gorila por su parte le apretó tan fuerte la mano que se la fracturó en varios pedazos.

Al cabo de un rato el gran simio empezó a calmarse, pero continúo con su mirada fija en los ojos del insignificante y dolorido homo sapiens que sujetaba. Y comenzó de nuevo a comunicarse con él telepáticamente.  Empezó a contarle una verdad desagradable, una verdad que a ningún mortal le hubiera gustado escuchar por dura y cruel pero, según el gran primate de la selva, era la auténtica y pura verdad.

Este fue el sorprendente diálogo telepático que ambos tuvieron.

Espalda Plateada: ¿Qué estás buscando entre nosotros?¿qué quieres?¿es que no ves que podría matarte con sólo apretarte un poco entre mis brazos? Humano, ¿es que no tienes miedo?

Christian, aunque muy dolorido por su fracturada mano, le respondió.

Christian: Claro que tengo miedo y siento mucho respeto por vosotros, pero mi curiosidad es mayor que mis temores y es ella la que me ha traído hasta aquí. Quiero estudiaros y entender como vivís. Quiero indagar sobre vuestro comportamiento y costumbres, quiero aprender algo sobre vosotros.

Espalda Plateada: ¿Aprender? Vosotros los humanos no sabéis lo que es aprender. Tan sólo sabéis destruir. Todo lo que no alcanza a vuestra comprensión es destruido. Os creéis muy listos pero en realidad sois muy poco inteligentes, ¿quién si no sería capaz de destruir su propio planeta?.

El espalda plateada parecía querer hacer pagar a Christian las barbaridades cometidas por la humanidad entera...

Christian: No es cierto. Nuestra inteligencia es superior a la del resto de seres vivos por eso somos los amos del planeta. Incluso hacemos proyectos para explorar y explotar la galaxia. Pronto viajaremos a través del espacio en busca de otras civilizaciones inteligentes.

La mirada del gorila era cada vez más penetrante y terrorífica. Estaba muy enfadado.

Espalda Plateada: Deja que te aclare algo insignificante y presuntuoso humano. Vosotros no sois un producto de la selección evolutiva como muchos erróneamente pensáis, sois el resultado de una mala mutación, una degeneración, sois una anomalía, una plaga. Vuestro ADN fue modificado por un evento cósmico que ocurrió hace unos pocos millones de años y que afectó a algunos de nuestros predecesores comunes, a los que en ese momento no estaban a cubierto de los rayos Gama. Fue la radioactividad lo que provocó la indeseable mutación que sois actualmente. Ese acontecimiento os expulsó del paraíso. Pasasteis de ser unos seres que amabais a vuestro planeta, a las destructivas criaturas que sois ahora. Nuestro instinto animal nos hizo alejarnos de vosotros, para protegernos. ¿Os habéis percatado de lo débiles que sois en realidad? Yo tengo 20 veces más fuerza que cualquiera de vosotros, sois frágiles, parecéis enfermos, escuálidos y sin pelo. En el pasado, después del cataclismo, sólo sobrevivieron aquellos de vuestros antecesores que aún eran amamantados por sus madres hasta mucho después de haber dado el primer paso. Vuestras crías no podían valerse por sí mismas hasta la pubertad. Poco a poco con el tiempo os olvidasteis de nosotros, vuestro hermanos, creísteis ingenuamente que ya no erais monos.  Empezasteis a vernos como a enemigos, como simple alimento, como a una especie inferior a la cual someter y aniquilar.

Christian: Pero nosotros no descendemos directamente ni del chimpancé ni de los gorilas. Nuestra inteligencia superior está demostrada, nuestra capacidad de pensar, el habla, nuestro dominio de la tecnología, somos capaces de construir, somos mejores que vosotros en todo eso...

Espalda Plateada: Descendéis de las mismas razas de simios que nosotros. Los hombres, los gorilas, los chimpancés, los bonobos y los orangutanes, todos somos hermanos y tenemos los mismos ancestros. Vuestra capacidad de pensar, de hablar, de hacer fuego, construir, no es más que el resultado de la mutación. Vuestras energías naturales se descompensaron. Lo que la naturaleza os arrebató físicamente os lo compensó con vuestro gran cerebro. Se os activaron partes del cerebro que estaban dormidas y, sin embargo, se os atrofiaron otras. Sí, vuestra supervivencia se la debéis a vuestro gran cerebro. Pero no sabéis utilizarlo, estáis locos. Vuestra falta de amor a la Tierra os trae enfermedades mentales, os vuelve agresivos. Sólo sabéis solucionar vuestros problemas con guerras. No sois mejor que nosotros ni tampoco perfectos, y si aún estáis vivos es de pura casualidad

Christian: Nosotros somos los elegidos, somos hijos de Dios. Tenemos un cometido aquí en la tierra, no somos animales como vosotros.

Espalda Plateada:  ¿Elegidos¿ Hijo de quién?¿Qué es eso de dios?¿Vosotros no sois animales?

Christian: Dios creó el mundo, y al hombre a su imagen y semejanza. El lo ve todo y lo sabe todo. El dice como tenemos que comportarnos para ser felices y poder ir al reino de los cielos después de la muerte.

Espalda Plateada: Estáis más dañados cerebralmente de lo que pensábamos. Te confesaré algo. El hombre en su miedo e ignorancia, creó a un dios a su imagen y semejanza, y no al revés. Nosotros, en cambio, no necesitamos inventar dioses que nos digan cómo tenemos que vivir o cómo tenemos que comportarnos porque es la propia naturaleza la que nos guía. No necesitamos hablar para comunicarnos, ni escribir, ni construir grandes edificios para cobijarnos o para adorar a alguna absurda deidad. No necesitamos hacer fuego para calentarnos o alumbrarnos, no confeccionamos armas para destruirnos los unos a los otros ni a otras especies diferentes a nosotros. No necesitamos vestirnos para cubrir nuestros cuerpos o para protegernos del frío, no necesitamos inventar una forma de vida totalmente absurda y artificial para poder sobrevivir. Pero, ¿No os dais cuenta? Sois una anomalía y todo lo que sale de vosotros no es ni bueno ni natural. Tenéis un gran problema insignificante humano. En cuanto a lo que vosotros entendéis por dios, no es tal, tan sólo es energía cósmica que en vosotros toma conciencia. Es simple energía concentrada y luz salida de otra energía mayor, y así sucesivamente. Lo que vosotros llamáis dios es pura energía y a ésta no se le puede dar nombre ni color ni forma ni olor. No habla ni da órdenes. No castiga ni premia. No manipula ni engaña, porque tan sólo es eso, energía. La energía interactúa con otras energías. A las que están en armonía las favorece, a las que no están en sintonía o buena resonancia, las repele o, simplemente, las transforma en otras formas de energía. Todo eso, y aunque sois vosotros los que domináis las ciencias, tiene que ver con la física pura, con las leyes de la naturaleza, no con creencias religiosas inventadas por vosotros los humanos. Sois unos entes peligrosos. Vuestras religiones son producto de vuestro desorden energético cerebral. Existe una especie de virus que vuestro cerebro a generado para consolaros y no sentiros solos. Es un hechizo para mentes ignorantes, equivocadas y miedosas. La energía no entiende de religiones ni de cosas materiales, ni de palabras ni libros, por eso vuestra existencia está totalmente desorientada y fuera de control. Estáis fuera de las leyes naturales y eso será precisamente lo que os destruirá.

Christian: Entonces quieres decir que, ¿estamos condenados a no ser felices? Eso no lo creo, sería demasiado cruel, aceptar esta realidad sería demasiado doloroso. Algo bueno tenemos que tener, somos bellos e inteligentes, capaces de cambiar el mundo...

Espalda Plateada: Mirad vuestro mundo, está plagado de infelicidad, de problemas, de injusticias, de dolor, guerras, conflictos y tenéis estúpidas creencias, os comportáis como enfermos mentales, como si estuvieseis locos. Si no reaccionáis  a tiempo, os destruiréis a vosotros mismos y al resto de seres vivos del planeta también. Quizás lo de ser una especie anómala, peligrosa y destructiva lo lleváis escrito en vuestros genes. Pero también puede ocurrir que el próximo accidente cósmico os repare el código genético dañado y os devuelva a la normalidad. Quien sabe... Pero mientras tanto, deberíais pensar en vivir en armonía con la naturaleza y con el resto de las especies. No penséis más en dominar y en destruir, porque en el intento podéis perecer vosotros mismos.

Christian:  ¿Quieres decir que tenemos que regresar a nuestros orígenes, recuperar el nomadismo y la vida natural para poder sobrevivir?

Espalda Plateada: Si, quizás sea ese el camino más fácil. En ese caso es probable  que ni siquiera tuvierais que trabajar para sobrevivir. Ese es otro de vuestros más necios inventos, el trabajo. Os habéis esclavizado los unos a los otros. Vuestro dinero y vuestras creencias han convertido vuestra existencia en un auténtico infierno del que no sabéis como liberaros. Pero es muy sencillo, solo tenéis que dar marcha atrás, a la normalidad, integraros de nuevo con la madre naturaleza, conectaros con esa luz. Debéis interconectar con ella vuestras energías y convertios en simbiontes del cosmos, del Universo. Sólo en simbiosis con la naturaleza lo veréis todo claro de nuevo. Lo sentiréis directamente y sin intermediarios, sin necesidad de palabras ni de libros que os expliquen lo que tenéis que percibir. La conciencia y el corazón os harán sentir de nuevo el instinto natural que parece olvidasteis hace miles de años. Y eso es todo mi pálido y bello monstruo. Anda y ve a que te curen esa mano...

El gran gorila hizo una breve pausa. Alzó su nariz y olisqueó el ambiente. Algo le intranquilizaba. Miró al humano durante unos segundos más a los ojos y dejó de sujetar el cuerpo del naturalista. Éste tal como cayó al suelo se quedó sentado.

Espalda Plateada:  Y eso es todo mi pálido y bello monstruo. Anda vuelve con los tuyos y que te curen esa raquítica mano...

Christian, después de envolverse con un pañuelo la mano, levantó la vista levemente por encima del follaje y vio, sumido en la más profunda tristeza, como metros más arriba, en lo más alto de la colina, los gorilas, encabezados por el enorme macho de espalda plateada, se internaban pausadamente en el interior de la tranquila y densa selva.

Minutos después la montaña quedó cubierta por una espesa e impenetrable niebla. Y así ha sido durante miles de años.”

Ana Salcedo



Nota: En homenaje a Daine Fossey defensora de los gorilas y que, presuntamente, fue cruelmente asesinada a machetazos por cazadores furtivos. Este hecho continua siendo hoy en día un misterio sin resolver.
Nota 2: Hoy en día tan sólo quedan unos 300 gorilas de montaña (Gorilla Berengei Berengei) en estado salvaje.

miércoles, 23 de marzo de 2011

EL VERDADERO COMUNISMO NUNCA HA EXISTIDO

El topicazo de utilizar la URSS, China, Cuba, etc, para rebatir cualquier historia relacionada con el fracaso de la izquierda, el comunismo, el anarquismo, etc, esta muy sobado y carece de sólidos argumentos ya que el comunismo puro, conceptualmente, jamás se ha podido implementar en el planeta de forma duradera.


Vladímir Ilich Uliánov (Lenin) - Fuente: http://www.esacademic.com/dic.nsf/eswiki/408943


Principalmente han existido dos motivos para que ello no fuera posible:

1-       Por que han sido dictadores totalitarios (Stalin, Mao, etc), autoproclamados comunistas ignominiosamente (¡oportunistas!, como diría Lenin), los que han transmitido al mundo que lo que ellos hacían, gobernar de forma autocrática a través de un partido único y sin ejercer la democracia, era verdadero comunismo. El comunismo, según Lenin, tenía como uno de sus objetivos principales la abolición del Estado y eso, que yo sepa, nunca ha pasado a gran escala, por supuesto. Por lo tanto, técnicamente, el comunismo nunca ha existido ni en China, ni en la URSS, Corea del Norte, etc, países que casi todo el mundo define erróneamente de forma típica y super-tópica como comunistas.

2-       El capitalismo lleva desde hace cientos de años lavando cerebros a millones de personas criminalizando al comunismo, su peor enemigo. Así que mucha gente se cree las mentiras que les cuentan sobre el verdadero comunismo que, en principio y por concepto (solicialismo, tal y como lo concibió Marx), es infinitamente más humano y justo que el obsoleto, anticuado y putrefacto capitalismo, neoliberalismo (qué atrevimiento agenciarse la palabra libertad de esa forma, es vergonzoso) o cómo quieran llamarlo. Yo le llamo, aunque a algunos no les gusta, el verdadero ANTISISTEMA, porque es el capitalismo el anti-progreso, el anti-paz, el anti-humano, el anti-renovables, etc, es el ANTI por naturaleza.

Por todo lo anterior tan sólo decir que el capitalismo es la negación absoluta de la evolución humana como especie. ¡Por eso debemos acabar con él ya!

Aquí tenéis mi proyecto alternativo: 

PD: Hoy he aprendido algo nuevo leyendo a Vayacante, forero del diario Público, y os lo paso porque creo que os será útil si es que no lo conocíais de antemano:

Del manual de retórica del doc­tor Goeb­bels: "Prin­ci­pio de la trans­po­si­ción.- Car­gar sobre el adver­sa­rio los pro­pios erro­res o defec­tos, res­pon­diendo el ata­que con el ata­que. Si no pue­des negar las malas noti­cias, inventa otras que las distraigan."

Esto es lo que habitualmente hacen “los conservadores”, ¿o no?

PD2: Recuerda, yo soy filántropo...

V


martes, 22 de marzo de 2011

SÍ, EXISTE LA CRISIS CLIMÁTICA

Existen hoy en día un puñado de pseudo-científicos pagados, sin duda, por el gran capital que sorprendentemente ponen en cuestión la existencia de la CRISIS CLIMÁTICA. Creerse esa falacia es de necios.

Fuente: Wikipedia. Imágenes que ilustran la regresión de la nieve y los glaciares en la cumbre de Kilimanjaro entre el 17 de febrero de 1993 (arriba) y el 21 de febrero de 2000 (abajo).

El cambio climático es una realidad ya que es un hecho archidemostradísimo científicamente por la inmensa mayoría de científicos del planeta. Es como opinar, salvando las distancias, sobre si existe o no la ley de la gravedad. No debemos dudarlo, tanto la CRISIS CLIMÁTICA como la extinción exponencial de la BIODIVERSIDAD de la Tierra es por causas antropogénicas. Además, me gustaría remarcar lo siguiente, el actual SISTEMA ANTIECÓNOMICO MUNDIAL extermina la biodiversidad por los siguientes motivos:

1- Acelera el calentamiento global, y por tanto, la crisis climática. Y es la propia crisis climática global la que provoca la extinción de la biodiversidad ya que el proceso es tan acelerado, tan extremadamente rápido, que las especies en peligro de extinción no tienen tiempo ni espacio material para adaptarse, en la inmensa mayoría de los casos.

2- El hombre ocupa exponencialmente ecosistemas para uso antrópico y no deja espacio vital al resto de especies.

3- El hombre contamina tierra, aguas lacustres, ríos, mares y la atmósfera. Por tanto muchas especies mueren por intoxicación o envenenadas.

4- Extermina toda especie que no le procura beneficio económico, e incluso, en muchos casos, a las especies que también se lo dan.

5- Sobre explota los recursos naturales matando, literalmente, de hambre al resto de especies del planeta que dependen de ellos.

6- La crisis climática aumenta exponencialmente y se retro-alimenta. Ejemplo: liberación de metano en el permafrost ártico. A mayor emisión de CO2 a la atmósfera mayor cantidad de metano se libera en Siberia o en otras zonas árticas. Si aumenta la concentración de metano en la atmósfera, el planeta se calienta todavía más, con lo cual, se libera aún más metano en las tierras árticas al subir la temperatura donde antes el permafrost permanecía congelado. Otro ejemplo: Al fundirse los glaciares existe menos efecto reflejo de los rayos solares y, por consiguiente, aumenta la temperatura del planeta y ello, a su vez, provoca que se fundan otros glaciares que anteriormente no se veían afectados por el aumento del calor, y así sucesivamente. Y etc, etc, etc.
7 - ...

Son ganas de tocar la moral y de jugar con la ignorancia de mucha gente el decir que no existe correlación entre el calentamiento global y la fulgurante extinción de la biodiversidad, además es una afirmación absolutamente perversa y maquiavélica. Sólo los poderosos dueños del mundo pueden fomentar tal confusión para seguir expoliando el mundo a sus anchas y esclavizando a todos los seres vivos de la Tierra. Es curioso que ahora pretendan hacernos mirar la ECONOMÍA DE FORMA GLOBAL y la sexta extinción de las especies casi exclusivamente de forma local. “Mandao güevos” estos tiranos del mundo...

Estoy harto de tanto negacionismo, de tanta estulticia y pasividad ante este importantísimo tema. Aunque algunos se resistan a creerlo, el mundo se está convirtiendo en un caluroso y putrefacto vertedero, mientras muchos apuntan sus sensibles narices capitalistas hacia otros aromas menos penetrantes. Pero no por mucho tiempo... la porquería no se puede esconder eternamente bajo la alfombra.
¡Por un mundo ecológicamente sostenible!
Pep Peragón


Muchos ya lo sabéis pero aquí tenéis un libro GRATUÍTO Y TOTALMENTE ALTRUISTA (yo mismo lo he escrito) que explica como erradicar todas esta porquería sistémica que nos atenaza: http://nuevaconscienciacriticadeespecie.blogspot.com/p/manual-practico-para-cambiar-el-mundo.html
También podéis leer el libro de Al Gore Nuestra elección: un plan para solucionar la crisis climática. (aunque este es pro-sistémico y yo no)
http://www.fundrogertorne.org/salud-infancia-medio-ambiente/divulga/inspira-nuevo/2010/06/22/%C2%BFnuestra-eleccion-las-propuestas-de-al-gore-contra-el-cambio-climatico/

sábado, 19 de marzo de 2011

Cuestiones cuestionables: ¿Cómo humanizar el planeta? (por C.H. Castellano)

La mayoría de gentes del planeta, o al menos las que permiten a sus mentes usar el espíritu crítico, tienen muy claro hacia dónde quieren llegar: a un mundo humano. Para ello, critican férreamente al sistema deshumanizador, y visualizan, en un amalgama de fines justos y naturales, un mundo verdaderamente humano.
Pero, ¿cómo llegar, o qué mecanismos utilizar para llegar a este "nuevo mundo"? Dentro de la ideología histórica de lo justo e injusto, de lo antihumano y lo social, se han descrito muchísimas formas para construir un puente desde este sistema hasta otro, o, simplemente, de conservarlo tal y como está. Desechando toda idea inmovilista y convencional que intente reformar este sistema o adaptarlo a nuevos medios o visiones, ya que esto solo comportaría el rechazo de girar a un mundo humano, hemos de analizar los pensamientos y oportunidades para conseguir humanizar el planeta.

La persistenacia de la memoria - Autor: Salvador Dalí

A lo largo de la historia han ido apareciendo grandes pensadores que han intentado cambiar el mundo. A oposición de la impuesta inmovilidad divina sobre la resignación de la esclavitud de unas clases hacia otras, muchos genios (¡llamémosles humanistas!), han trabajado intelectualmente para destruir este sistema insostenible y promover uno más justo y más humano. Todas estas ideologías, estas formas de pensar, se basan en un credo: salvar al planeta y a la especie humana de la autodestrucción y construir un mundo más humano y natural (definición extremadamente generalizada). Así, estas fuerzas ideológicas, que tanto poder tienen en las mentes del ser humano, estas fuerzas que se inmiscuyen en el sentido común de las personas y que hacen despertar el espíritu crítico, el altruismo y la empatía, son instrumentos esenciales para crecer intelectualmente y criticar al sistema, destruirlo, y construir un mundo más humano.
Esta amalgama de conocimientos, que sirven para lo descrito anteriormente, se basa en una ideología legítimamente infinita y conceptual (tal como el ecologismo, el marxismo, el anarquismo, el socialismo revolucionario, el sindicalismo, y un infinito etcétera). Por ese mismo motivo, la discrepancia entre estos grupos ideológicos, se basa expresamente en los medios o acciones qué llevar a cabo. Todos ellos increpan rotundamente y critican al actual sistema deshumanizador con total veracidad y legitimidad. También visionan un mundo más justo, sin clases, sin desigualdades, un mundo más natural, sin necesidad de ejércitos o barreras políticas tales como el Estado o la burocracia. El problema en este sistema A-B-C (Crítica-Medios-Fines), radica esencialmente en los medios, puesto que la carga ideológica secundaria que proponen sus estatutos (la primaria es destruir este sistema inhumano y construir otro totalmente humano), dificulta la relación entre ellos en base a las acciones a llevar a cabo, provocando escisiones y segregaciones.
Este hecho final, esta falta de unidad, engrandece al sistema inhumano, cuya definición ideológica es nula o se basa únicamente en el egoísmo, algo sencillo y rutinario que fácilmente aúna a gentes de todo tipo que no tienen sentimientos humanos, si no sed de poder y materialismo que cohesiona fácilmente.
Es muy difícil recorrer largas distancias con tantos ideales en la espalda y luchar contra un gigante que corre tan rápidamente por su falta, precisamente, de ideales humanos. Aún así, resultaría más sencillo, como cuando todos los grupos ideológicos humanos critican y proponen un mundo más natural, eligieran la vía de la relación mutua, de la simbiosis ideológica, y que hicieran énfasis en su idea general, la de destruir y construir, para esquematizar un medio sencillo y efectivo de lucha unitaria para derrocar a este sistema y construir un mundo humano.
Y, complementando el necesario caso de la unidad, la proposición de un medio unitario para lograr este objetivo no se puede excluir del escrito. Es necesario, ¡después de este clamo a la razón y al sentido común!, el proponer un medio para lograr nuestro objetivo.
Para comenzar, debemos visualizar el contexto de desigualdad que engloba al planeta y que precisamente hace nacer a estas ideologías humanizadoras, como la confrontación de una clase política y económicamente dominante contra una clase física y espiritualmente oprimida. El sistema se basa, por ende, al mantenimiento de un escaso porcentaje de individuos a una posesión material infinitamente superior a la de la clase oprimida. Esta clase dominante, utiliza primeramente al Estado y al ejército (¡y a la propia "democracia"!), y después la explotación inhumana de la clase empobrecida, juntamente con la explotación incondicional del medio ambiente, para perpetuar su clase y su estilo perverso de vida, inculcando, a la vez, un patrón social materialista y superfluo del fin existencial del ser humano, que lo adormece profundamente en la sinrazón.
Así pues, debemos visualizar las diferencias y las desigualdades en el planeta como las diferencias y desigualdades entre clase. Y por tanto, para borrar definitivamente la injusticia de estas desigualdades, debemos acabar precisamente con la existencia de clases. La igualdad material entre clases (aunque no se puede despreciar las formas de vida indígenas, pero sí las puramente materialistas), hará alcanzar un punto de justicia social donde no habrá desigualdades entre individuos, y por ende injusticias. Las excepciones se combatirán excepcionalmente por la única nueva clase humana.
Pero, ¿cómo afrontar esta lucha de clases? Parece claro que la única iniciativa a cambiar la tiene la clase explotada, ya que la explotadora solo busca la perpetuidad de la explotación. Por tanto, es la clase explotada, a través de una reivindicación MUNDIAL (las formas pueden ser diversas, mientras sean todas legítimas, tales como: revoluciones pacíficas, boicots mundiales a multinacionales y bancos, desobediencia civil, preparación intelectual y divulgación, conseguir consciencia de clase, crítica férrea y proposición de sistemas alternativos, manifestaciones, huelgas indefinidas...), la que tiene que conseguir la disolución de la clase explotadora, la expropiación de sus bienes materiales y de opresión, el control equitativo de todos los medios de producción, y la justa repartición de los bienes, a fin de eliminar completamente las clases, que son las que provocan en si las injusticias sociales, guerras, imperialismos, etc.
Este camino conducirá irremediablemente a la conciencia humana empática y altruista, a la humanización de las mentes, a un cambio en los valores sociales que vislumbren el materialismo como algo superfluo e innecesario y lo sustituyan por la colaboración en pos a la competencia a fin de cubrir las necesidades existenciales básicas de los seres humanos. La naturalidad del planeta, la sostenibilidad ser humano-Tierra y la conservación de todo en cuanto nos rodea por nuestros medios científico-técnicos. Más adelante, después de utilizar una democracia totalmente directa y una economía ecológica que garantice la sustentabilidad y el humanismo en las personas, lograremos inserirnos completamente en la biosfera a través de la sustitución definitiva de los mecanismos de regulación político-económicos por algo todavía más espontáneo, sin renunciar a nuestra condición de especie inteligente.
Está claro que lo descrito en este último párrafo queda todavía muy lejos del alcance de la humanidad, y actualmente debemos centrarnos en criticar al sistema que lo deshumaniza todo y a perpetuar las luchas y los medios que nos permitan acceder a este objetivo humano que garantice la inevitable humanización y la sustentabilidad entre especie humana y planeta Tierra.
Lo único que cabe decir es que el tiempo apremia, y nunca sin dejar nuestro espíritu crítico a la vista, debemos tomar acción en el cambio que nos conduzca a lo que realmente queremos: un mundo más humano, un mundo más natural.

C.H. Castellano

-------------------------------------------------------------------------------------

¡¿Y sus alas?! ¡¿Y sus plumas?!
¡Engalanan las praderas,
enternecen a las fieras,
y alumbran las frías brumas!

Por falta de sensibilidad,
por eso, ¡Y nada más!
echamos nuestra vista atrás
y cesamos su libertad.

¡¿Y ese símbolo de la naturaleza?!
Que por su ansío de libertad y llanto,
¡entendemos por felicidad su canto!
pues es su más lúgubre símbolo de tristeza.

C.H. Castellano

martes, 15 de marzo de 2011

TRAGEDIA HUMANA EN JAPÓN. MOMENTOS PARA REFLEXIONAR SOBRE EL FUTURO DE LA HUMANIDAD (Por Ana Salcedo)

Vivimos momentos dramáticos y difíciles en Japón. Después del terremoto, acto seguido, un tsunami y después un centenar de réplicas que mantienen al país asiático en un soplo de vida, en un sin vivir y en una pesadilla. Los acontecimientos son terribles. Por eso ahora es momento de solidarizarse con ellos y ofrecer toda la ayuda posible.

Sin embargo, cuando todo el sufrimiento de Japón amaine, deberemos a posteriori analizar la obsesión de sus dirigentes y poderosos hombres de negocios por la utilización de energías peligrosas. Deberemos analizar si era necesario minar de centrales nucleares las islas niponas.  Japón y todo el planeta debe cuestionarse si utilizar la energía nuclear, si fabricar productos compulsivamente, si convertir el planeta en un inmundo vertedero, etc, es propio de civilizaciones inteligentes.



Veo un cierto, desgraciado, penoso y nunca deseable, paralelismo entre la mítica Atlántida y Japón. Y siento una grandísima tristeza por todos los niños, mujeres, ancianos y hombres que ahora sufren las consecuencias del cataclismo y de la ambición de unos codiciosos hombres de negocios que plagaron innecesariamente, obviando los riesgos, de núcleos radiactivos su propio hogar. No comprendo como se pudo manejar al conjunto del pueblo japonés, y engañarlo, implantando la energía nuclear en sus tierras, después del asesinato de cientos de miles de personas provocado por las bombas nucleares caídas en la segunda guerra mundial. La ciencia y la tecnología, nuestros robots, nuestros inventos, están ahí para utilizarlos con inteligencia, para el bienestar humano, no para que unos pocos hagan negocio con ello a costa de la salud del pueblo y de la salud de todos los ecosistemas de nuestro querido, y aún bello, planeta Tierra. Es como si el planeta entero protestara por nuestro despiadado comportamiento con él y por nuestra nefasta utilización de la tecnología. 
 
Podemos aprender de todo esto. Quizás el hombre no está diseñado para que llene la Tierra de artefactos, para fabricar sin pausa como un esquizofrénico o un neurótico compulsivo, arrasando con todo y con todos a su paso, pensando sólo en los beneficios millonarios – ¡otra vez el dichoso dinero que todo lo corrompe! – , sin objetivos humanos ni ecológicos, cabalgando a toda velocidad en dirección a ninguna parte... A todo esto, los únicos dirigentes que parecen ahora mostrar (y con oportunismo) a la opinión pública una reacción sensata y lógica ante el peligro nuclear son los alemanes, que están planteándose, después de los actuales acontecimientos, a renunciar totalmente a sus centrales nucleares. Desgraciadamente es lamentable escuchar a políticos europeos de otros países, como en España, decir algo como: ”Aquí no puede pasar eso, tenemos todo bajo control y aquí no hay terremotos ni tsunamis!!”. ¡Y se quedan tan contentos!. Pone los pelos de punta...  Sólo puede uno llevarse las manos a la cabeza, asombrado, ante la tremenda ignorancia de nuestros políticos.




La realidad del asunto es esta (y que tomen nota los cabecillas de turno):

¿Que está pasando con la tierra? Según científicos expertos, el eje terrestre se desplaza lentamente en un movimiento de tic-tac, como el péndulo de un reloj, unos 20-26 grados cada 5.000 años aproximadamente. Eso, traducido a metros, es mucho. Y es precisamente ese deslizamiento el que causa el movimiento de las placas tectónicas, terremotos, tsunamis, vulcanismo, cambio climático (glaciaciones, etc), modificación del manto electromagnético de la tierra,... Este último es el que dicen provocó la muerte masiva de miles de pájaros y peces por todo el mundo. Incluso también se comenta que pronto empezaremos a ver la Aurora Boreal en sitios poco frecuentes. A esto hay que sumarle los ciclos solares. Cuando éstos alcanzan su máximo, el núcleo terrestre se activa intensificando la actividad volcánica, y eso es lo que probablemente pueda suceder en breve. Parece ser que estamos rozando el final de uno de esos ciclos de 5.125 años. Parece como si los elementos terrestres se despertaran, casi en efecto dominó, como si quisieran limpiar y reciclar la Tierra mediante un proceso cíclico y natural, que no tiene en cuenta si las insignificantes “bacterias terrestres” de la superficie son dañadas en el proceso o no.

Además, a parte de las catástrofes naturales, tenemos la Tierra minada de innecesarios peligros en potencia en forma de:

CENTRALES NUCLEARES
PETROLÍFERAS
GASEODUCTOS
FÁBRICAS QUÍMICAS
ARMAMENTO MILITAR DE TODO TIPO
CEMENTERIOS RADIOACTIVOS
HAARP, CERN, GASOLINERAS, COCHES,...
Y EN DEFINITIVA TODO LO QUE ES INFLAMABLE, EXPLOSIVO Y TOXICO...

Estamos colapsando el planeta y esta vez no se salvarán ni las ratas para poder contarlo. La raza humana pasará a la historia por ser la especie mas ignorante, efímera y peligrosa de la galaxia. Incluso alguna especie extraterrestre pudiera conocernos ya como “ Ese es el planeta de los locos, ¡¡¡ cuanto más lejos estemos de ellos mejor...!!!”... Y para rematar el cuadro fantasmal, recuerdo a todos que cada 100 años cae un meteorito o cometa lo suficientemente grande como para aniquilar una ciudad entera. Esperemos que el próximo no caiga justo donde hay centrales nucleares... Pero aún con todo esto, los políticos siguen, ignorantes, como si no pasara nada. Pues yo les digo: “Pensad con un poco más de sentido común, porque no es justo dejar un futuro tan incierto como el actual a las próximas generaciones”. Continuar así es vergonzoso a la par que indignante. A veces es mejor ir con cabeza, detenerse a pensar, y decelerar nuestra forma de vida, para poder alcanzar la normalidad, y no experimentar lo que, de seguir así, supondrá la extinción de todas las especies de nuestro planeta. Me pregunto como hemos sido capaces de sobrevivir hasta ahora... Tenemos que replantearnos nuestra absurda forma de vida, antes de que sea demasiado tarde.




He sido concienzudamente apocalíptica en mis palabras para que nos demos cuenta, de una vez por todas, de que lo poseemos todo para cambiar el mundo. Tenemos las energías renovables, la economía basada en la sostenibilidad de los recursos, etc, para conseguirlo. ¡Hagámoslo, no seamos idiotas!.

¡Hago un llamamiento a la conciencia colectiva mundial!
¡No es sano arraigarse con fuerza a un sistema profundamente enfermo y podrido!
Y sobre todo, ¡Mi solidaridad con el pueblo japonés! 


Ana Salcedo
Ecologista-Psicóloga
y seguidora del
Movimiento Zeitgeist

lunes, 14 de marzo de 2011

"Ante la ONU la niña que dejó en silencio a todo el mundo"

Gracias Dubba (forero en el diario Público) por hacernos descubrir este video.
V




COMENTARIO, ADJUNTO AL VIDEO, DE LA FUNDACIÓN SOLIRIS :

"Ante las Naciones Unidas esta niña dice la verdad a los mayores y les dice todo lo que tienen que oir para que se les caiga la cara de vergüenza, si lleva casi dos años este video colgado y tiene poco mas de 2 millones de visitas, nos demuestra que aun estamos sordos y ciegos. Hace ya casi dos años que sucedió esto, casi 2 años y aun no vemos ninguna reacción.

Podrían haberse levantado al aplaudir. Debería ser aclamado y escuchado por muchas mas personas adultas, responsables y cómplices de todas estas miserias y razones vergonzosas que estamos viviendo los humanos en el planeta Tierra Gaia.

Si no exigimos a los bancos como gastan nuestro dinero, somos cómplices de las guerras y de todo esto sin saberlo. No podemos seguir sintiéndonos victimas y traicionar a las futuras generaciones.

Esta niña nos pregunta si sus hijos podrán disfrutar de la naturaleza que ella pudo disfrutar cuando era pequeña y solo tiene 12 años, nos pregunta que hacemos con el dinero y todo lo que tenemos si hay niños en la calle sin comida, ni ropa, ni refugio para resguardarse del frio. Esta niña sabe que el dinero de las guerras podría dar cobijo y alimentar a todos los seres del planeta con necesidades.

Yo no tengo hijos propios, pero al levantarme esta mañana no podía dejar de traducir este video para hacerlo llegar a tod@s vosotr@s padres y madres de habla hispana

Tenemos que reaccionar que el poder está en la gente, no en los gobiernos, no en los bancos, no en los ricos
Nosotros somos mas, solo sal de tu letargo, sal de tu comodidad, y todos los días haz algo para mejorar las cosas.
Esto te hará feliz, ya no hay otra cosa Ya no tenemos mas palabras,,,, el silencio debería pasar a la acción.."

viernes, 11 de marzo de 2011

EL DON DEL ESPÍRITU CRÍTICO (Por Carlos Hernández Castellano)

Observar, pensar, deducir. Ignorar, pasar, callar. Be or not to be.
Vivimos rodeados de infinidad de cosas. Naturaleza, seres humanos, ciencia, tecnología, desigualdades, injusticias... Muchas personas, cegadas por completo por una amalgama de contextos inhumanos y artificiales, adoptan un sentimiento de grandeza, un complejo egoísta que puede alcanzar límites insospechados. Nos olvidamos, por tanto, de lo insignificantes que somos, de nuestra diminuta existencia en la bastedad del universo y de nuestra pasajera vida. Nos olvidamos, también con muchísima frecuencia, de lo más importante e indispensable de la vida: el simple hecho de vivir. A menudo lo substituimos por estúpidas creencias en lo materialista o en lo supérfluo, y no hallamos e intentamos engrandecer la inteligencia y la sabiduría que nos diferencia del resto de los seres vivos de nuestro planeta.




En referencia a este asunto, el don del espíritu crítico reside, como seres racionales, en cada uno de los miembros de la especie humana. Este sentimiento, esta forma de ver el todo que nos rodea, es fruto excepcional de la observación, la meditación y la deducción. El problema de la manifestación de este sentimiento, como el de muchos otros tales como el humanismo, el altruísmo o la empatía, son causa del contexto y el entorno del ser humano. Y es que el individuo, rodeado de competencia artificial con los miembros de su propia especie, se vé obligado a destruir mentes y entornos para promulgar y conseguir el objetivo materialista que el sistema político y económico impone. Así convierte en legítima la lucha fraternal, y sustituye la condición meramente humana y natural por la materialización de su mente y su entorno. En este caso, el Darwinismo pasa de lo natural en las especies vivas del planeta y se convierte en una competencia artificial para la supervivencia. La desnaturalización del ser humano es, por tanto, del todo palpable. Con ello, en un medio donde esta desnaturalización provoca la riqueza material, y donde la pobreza está callada por el propio sistema que la provoca, la inteligencia del ser humano pasa a un segundísimo plano. El espíritu crítico, fruto de la evolución de la mente humana, que en si tiende a preguntarse por los sucesos y a cuestionar la forma en cómo se desarrollan y se aplican las alternativas, se desvanece en la mayoría de la sociedad, expresándose en un tanto por ciento reducido de humanos, pero latente en cada uno de ellos.
Por naturaleza, el ser humano es un animal como los demás. Como tal tiende a la mínima actividad, es decir, a la máxima eficiencia de su metabolismo corporal, a la mínima pérdida de energia. Dicha característica dista completamente de la voluntad de cada ser humano, y no es excusa para no enaltecer el espíritu crítico, debido a que, en diferencia al resto de animales, nuestra inteligencia es sufucientemente grande para contrarestar los deseos de mínima actividad y actuar en consecuencia.
Cabe resaltar que el sistema político-económico, dentro de su contexto superproductivista, suele acarrear muchísima carga de trabajo a cada ser humano para supervivencia del propio sistema, y como supervivencia obligada del propio ser humano. Esto hace que todo sujeto vea como legítima la sobrecarga de trabajo para su existencia, y que quiera alcanzar el imaginario económico de supermaterialismo a través de este sistema esclavista. Dicho así, esta situación inactiva el espíritu crítico de las personas y lo sustituye por una resignación legítima.
Esta resignación, la desaparición del espíritu crítico es, por una parte, fruto de la carga de trabajo (que se podría convatir con la fuerza de voluntad en la mayoría de los casos), y, por otra parte, por la aparición sobre las personas de una cantidad de responsabilidades enormes, tanto humanas, sociales, culturales, medioambientales, políticas, económicas... que provocan por aplastamiento la resignación y la mínima actividad.
Ante este contexto tan pésimo para la evolución del ser humano en lo intelectual y en lo humano en si, en la pérdida del espíritu crítico, estamos obligados a actuar. Primero de nada, no podemos ver a esas personas que provocan esta deshumanización, las que controlan el poder político y económico, como malévolos conspiradores, devoradores de almas y existencialmente perversos. Son, simplemente, personas con intereses privados, que anteponen su riqueza a la humanización, y que sus actos los hacen ser seres inhumanos con falta de altruísmo y empatía. Todo esto, esta desigualdad entre seres humanos y la consiguiente deshumanización de la especie y la pérdida de su espíritu crítico, son fruto de la histórica división económica de clases, de ricos y pobres, monarcas y súbditos, colonizadores y colonizados, etc.
Así pues, la única forma de acabar con esta deshumanización provocada por la desigualdad entre semejantes de la especia humana, es acabar con el actual sistema político y económico, que degrada a las personas y a su entorno en si. El hecho de pensar en acabar con este sistema no es cuestión de hablar de política o enaltecer el fundamentalismo, sino de increpar a la existencia de un sistema que destruye el entorno y a la propia especie. Es cuestión, por lo tanto, de simple sentido común.
Para cambiar este sistema y sustituirlo por otro totalmente humano, es necesario de crítica, medios y fines.
De este modo, para cambiar el mundo (y el que crea que no es posible o es meramente utópico es precisamente por la resignación producida por el actual sistema y su extinción del sentimiento crítico, como bien hemos analizado anteriormente), es necesario, primeramente, poner en marcha, utilizar con todas nuestras fuerzas el espíritu crítico de que tanto hemos hablado. Esta característica fruto de la inteligencia del ser humano nos tiene que servir para cuestionarnos la debilidad del actual sistema en lo planetario y lo humano. Nos tiene que ayudar a entender que lo único que puede preceder a este conjunto político y económico es a la debacle del planeta y la especie humana, en pos a las promesas de materialismo y riquezas de que se disfraza. El espíritu crítico tiene que salir de nuestras mentes fruto de la profunda reflexión, y su éxito será visible para todo aquél que se lo proponga. Para cambiar el mundo, debemos entender que tenemos que ser críticos con el actual sistema que lanza por la borda a la sociedad y a la cultura, y visualizar que su permanencia es un suicidio para todos. Debemos, en conclusión, antes de tomar acción y llegar a un objetivo más humano, poner énfasis en la utilización de nuestro espíritu crítico, vencer al cansancio mental y físico, ayudar a las personas que lo requieran, y criticar con todo fervor al sistema que conduce al planeta y a la especie humana a la devable sistémica, para más adelante, actuar como verdaderos seres humanos y alcanzar un sistema realmente justo.

C.H. Castellano

--------------------
Carlos Hernández Castellano

miércoles, 9 de marzo de 2011

NI DE IZQUIERDAS NI DE DERECHAS, SOY FILÁNTROPO

Para mí, hoy en día, ya no resulta evolutivo definirme cómo alguien de izquierdas. La solución de los actuales problemas globales ya no es una cuestión de aplicar políticas de izquierdas o de derechas si no de adoptar medidas filantrópicas.
 
Si alguien me pregunta por mi ideología política, si soy de izquierdas o bien de derechas, inmediatamente respondo que no tengo ideología política – dado que ya no creo en la clase política – y que verdaderamente me considero un filántropo. Hoy en día, en el siglo XXI, debido a perversos prejuicios creados principalmente por el sistema capitalista planetario, no resulta práctico definirse como una persona de izquierdas – aunque dentro de un marco ideológico yo pudiera serlo – puesto que provocas que los seculares prejuicios, grabados a la fuerza dentro de las mentes de los “no - críticos”, impidan la comunicación directa con los que, en un principio, no piensan como tú. De este modo, filantrópicamente, los que estamos interesados en crear conciencia crítica podemos comunicar nuestras ideas, de entrada, sin que estas sean filtradas directamente por los prejuicios y tópicos políticos de nuestros interlocutores.

Conclusión: Antes de ser de izquierdas o de derechas somos humanos, y eso es lo que verdaderamente debería importar actualmente. En cambio las ideologías políticas son obsoletas, ya que éstas no se adecuan a las actuales necesidades humanas y, además, crean enfrentamiento. Cambiar el mundo, cambiar la actual locura global, progresar, ya no es sólo una cuestión de izquierdas si no de pura filantropía.

Pep

martes, 8 de marzo de 2011

TIEMPOS DE FÉMINAS

Llevamos alrededor de 10.000 años dominados por sociedades generalmente patriarcales y lo cierto es que muy bien no nos ha ido. Guerras, supercontaminación, superpoblación, crisis económicas, crisis climática, crisis sociales,... el mundo está sumido en una CRISIS TOTAL fruto de un milenario exceso de testosterona.


Qué mejor momento que ahora para que ellas, las mujeres, nos demuestren sus capacidades conciliadoras, su empatía, su sabiduría y su inteligencia emocional. Yo no pido igualdad, pido más que eso. Se lleva años exigiendo igualdad de género y todavía no se ha conseguido, por eso todos deberíamos ser justos en este tema y pedir más que igualdad. Debemos probar a que sean las mujeres, más que los hombres, las que ahora nos lideren en un imprescindible cambio sistémico internacional. En casi todo el planeta, centurias de inmersión cultural machista han conseguido que no nos demos cuenta de que, en realidad, lo justo es que sean ahora ellas (¡vosotras!), las mujeres las que tomen las riendas de este maltratado planeta Tierra.

Hoy hace justo 40 años que nací. Sí, curiosamente mi cumpleaños coincide con el Día internacional de la Mujer Trabajadora. Y la verdad, creo que no podría haber venido al mundo en mejor fecha.

Pep