domingo, 17 de abril de 2011

LA SOLEDAD ESTÁ INDUCIDA POR EL SISTEMA

La soledad en nuestros días es, principalmente, consecuencia de nuestro aislamiento e individualismo inducido.

Autor: Sergi Peragon


En general, dedicamos mucho tiempo al trabajo – el que lo tiene –, a viajar "solos" hacia nuestro puesto laboral, a estar solos delante de un ordenador, a ir al gimnasio solos, etc. Muchas veces nos divertimos solos o compitiendo solos contra otros. Habitualmente dedicamos poco tiempo a conocer a nuestros vecinos, a nuestros congéneres... Dedicamos poco tiempo a los amigos y mucho a ver la absorbente TV . Incluso, dedicamos poco tiempo a estar con nuestra propia familia... Y todo esto sabemos que nos hace infelices.

Si somos felices perteneciendo a un grupo, relacionándonos sinceramente con los demás, si sabemos que la felicidad es prácticamente inexistente si no se comparte con los demás, si conocemos todo eso que mencionan los científicos en sus estudios sobre la felicidad y la necesidad de pertenecer a un grupo (mi grupo sería la humanidad entera), y si añadimos a todo lo anterior, el también inducido, progresivo y nocivo alejamiento del individuo con respecto al medio natural... ¿por qué consentimos entonces, el vivir en un sistema que fomenta la competitividad, la individualidad y, por consiguiente, también fomenta la infelicidad?

Pep Peragón

PD: “¡Indignaos!” (Stéphane Hessel, 93 años)


6 comentarios:

  1. "Debemos buscar a alguien con quien comer y beber antes de buscar algo que comer y beber, pues comer solo es llevar la vida de un león o un lobo".

    Epicuro de Samos.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por el blog, es un rincón lleno de reflexión y bondad, dos cosas que no abundan últimamente, o no lo bastante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. A Polarizador:

    Magnífica cita Polarizador. ¡Muchas gracias!

    Un abrazo

    A Samuel:

    Muchas gracias Samuel. De tus palabras deduzco que tú también debes ser alguien que reflexiona y que rebosa bondad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Nos vamos dando golpes contra una pared, pero nos han enseñado que el valor de las cosas está en hacerlo solos. De hecho a mi me inculcaron esto, luego cuesta compartir y hacer partícipes al resto de lo que nos pasa.

    ResponderEliminar
  5. A margarita:

    Totalmente cierto Margarita

    Gracias por tu aportación,

    Pep

    ResponderEliminar
  6. Terrible es la soledad como terrible es la dependencia del grupo que en algunos casos llega a anular la consciencia y voluntad individual. Ambas son caras de una misma moneda, y supongo que, como en todo lo demás, del equilibrio entre estas dos facetas es de donde nace el camino correcto.

    El ser humano debe estar a menudo sólo para reflexionar y definirse, pero a partir de lo que ha vivido gracias al grupo, y sólo para una vez encontrada su respuesta, volver al grupo para compartirla y enriquecerla, ese es el valor de la soledad.

    Un abrazo Pep!

    ResponderEliminar

Comentarios