viernes, 29 de abril de 2011

NO A LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS, NO A LA ENERGÍA NUCLEAR, NO A LA GEOINGENIERIA. Crítica al artículo “Mitos del pensamiento verde” del número 14 de la revista Redes Para la Ciencia.

Compro cada mes la revista "REDES para la ciencia" y ya he terminado de leer el número 14 del mes de abril.

Después de leer el artículo "MITOS DEL PENSAMIENTO VERDE", en el cual se divulga la supuesta utilidad de los cultivos transgénicos, la energía nuclear y la geoingeniería, no puedo mas que expresar mi indignación ante semejantes falacias.



Y debo criticarlo duramente por los siguientes motivos:

1º No se puede dar pábulo a la GEOINGENIERÍA ya que tales proyectos globales, a parte de innecesarios, pueden tener consecuencias inimaginables que, por el momento, ningún modelo científico puede prever. La geoingenieria sólo es una nueva y perversa oportunidad de negocio para continuar contaminando y emitiendo gases de efecto invernadero a la atmósfera. La verdadera solución al problema es, simplemente, detener las emisiones y no contaminar, no nos olvidemos que eso es lo más importante. Nos quieren meter, otra vez, un gol por la escuadra.

2º El señor Lovelock, y lo dije una vez, está muy equivocado al mencionar la energía nuclear como solución a la crisis climática. Que sea un reputado científico no significa que todo lo que diga esté en lo cierto. Las energías renovables son la solución y el futuro. La nuclear es sólo una sucia e insocial manera de generar energía eléctrica, y seguir enriqueciendo a los de siempre. Ver artículo donde se critica a Lovelock http://nuevaconscienciacriticadeespecie.blogspot.com/2010/11/james-lovelock-autor-de-la-teoria-de.html

3º Referente a los transgénicos lo mismo que con la geoingeniería. Jugamos con fuego. No sabemos nunca las verdaderas consecuencias ecológicas y para la salud de seguir manipulando genes indiscriminadamente con el objetivo principal de hacer más negocio. Además, los agricultores que utilizan semillas transgénicas se ven en la obligación de comprar cada año la simiente a multinacionales que cada vez se vuelven más poderosas, diseñando plantas que no se reproducen y de este modo, los agricultores no pueden recuperar simiente para la próxima cosecha. Esto conforma un absurdo, perverso y abominable círculo vicioso. El objetivo de mejorar la alimentación de la humanidad es absolutamente secundario para estas multinacionales. La solución al problema alimentario pasa por la agricultura vertical (ver artículo: http://nuevaconscienciacriticadeespecie.blogspot.com/2010/10/vertical-farming-agricultura-vertical.html), la agricultura sin labranza y todo lo que haga referencia a la agricultura ecológica.

Conclusión: El artículo es perverso (aunque en realidad no creo que sean conscientes de ello), y da pie a confundir a las personas sobre temas de extrema importancia para la supervivencia de la humanidad. Este artículo no debiera haberse publicado. Si quieren dar prestigio a la revista deben evitar asemejarse a la revista “Muy Interesante”, que es lo que han logrado con este artículo en concreto. No con otros, por supuesto. Invito a Redes para la ciencia a publicar artículos sobre agricultura vertical y agricultura verdaderamente ecológica, y también a profundizar en energías realmente renovables. Además, sería bueno publicar estudios medioambientales referentes a la conveniencia de la no utilización de combustibles fósiles y sus imprescindibles sustitutos renovables: bioplásticos, biomasa, energías renovables, pilas de combustible, etc.

¡Un abrazo a todos!

Pep Peragón

1 comentario:

  1. Será muy complicado ver las empresas productoras de energía que emplean medios contaminantes y peligrosos, a la vez que perecederos, soltar el bocado a tan beneficioso modelo.

    Exigirles un cambio, tanto a ellas, a los poderes políticos esclavizados por el capital y a científiicos y otros de sus avalistas es como darse cabezazos contra la pared. Su egoísmo no tiene límites y anteponen el valor de su corta e insignificante vida al del tiempo que le resta a nuestro planeta.

    Debemos exigirnos un cambio a nosotros mismos, desde nuestra concienzación energética, dando la espalda a actitudes que favorecen el desarrollo y perpetuación de este sistema caníbal, negándonos a gastar ni un solo euro/dólar/... en su beneficio.
    Y con ello servir de ejemplo a nuestros amigos y vecinos, sin imposiciones ni discusiones, dejando que el mensaje cale en su esencia humana que, como todos sabeis, es mucho más generosa y prometedora de lo que se empeñan en hacernos creer.

    ResponderEliminar

Comentarios