viernes, 30 de septiembre de 2011

LA CRISIS INHUMANA PERSISTE: HOMÍNIDOS CONTRA HUMANOS

Día a día podemos constatar que las cosas no mejoran. Guerras por los recursos en todo el planeta (Irak y Libia por el petróleo, Afganistán presuntamente por sus yacimientos de litio, ...), ambición infinita de los poderosos que controlan el mundo y como consecuencia pobreza para la mayor parte de la humanidad, crecimiento exponencial de la competitividad entre humanos y en la misma proporción de insolidaridad, muertes, asesinatos, injusticias, hambre, enfermedades, sexta extinción de las especies debido a la macro-destrucción de los ecosistemas planetarios y de su biodiversidad, crisis climática, contaminación global, etc.

"El planeta de los simios" - Dir. Franklin J. Schaffner

La mayoría de personas de la Tierra permanecen impasibles, aborregadas, esperando que unos interesados, psicópatas e insensibles politicastros, tiranos, terratenientes, dueños de multinacionales y entidades financieras, plutócratas, monarcas y otros falsos líderes, con sus falsas y perversas promesas, nos saquen de un crisis sistémica irreversible.

Desde nuestro humilde blog ya hace un año que intentamos concienciar a la gente de que ha llegado la hora de organizarse y cambiar el sistema, todo el sistema, el sistema global. Sí, el problema es global y el cambio debe ser global. Por eso insisto en recordaros a todas y a todos que ha llegado el momento de re-evolucionar pacíficamente como especie. Debemos unirnos todos y humanizar este planeta cada vez más inhumano. ¿Qué hay que hacer? Muchos ya lo sabéis. El que no lo sepa puede leer los artículos escritos en este blog desde hace un año o bien leer el libro gratuito (por el momento) Manual práctico para cambiar el mundo, además de continuar evolucionando como ser humano aprendiendo de los buenos libros, y de tu entorno crítico, para poder empezar la re-evolución pacífica internacional que el planeta necesita urgentemente para que no sea destruido por el egoísmo y la psicopatía de los homínidos que están al mando.