sábado, 22 de octubre de 2011

EL LINCHAMIENTO DE GADAFI

Me repugnan las imágenes y las fotos que han difundido indiscriminadamente los medios de comunicación, mostrando el brutal e inhumano linchamiento del tirano Gadafi. La verdad son insoportables para una persona con un mínimo de sensibilidad humana.

Gadafi ("El monstruo tirano") dándole la mano al "premio nobel de la paz" Barak Obama
  A la vista está en que no hay diferencias entre chimpancés y humanos cuando ambas especies montan en cólera y no reprimen sus instintos básicos. Si queremos cambiar el mundo debemos detestar estos actos de salvajismo que van ligados a la ignorancia y al odio. Sí, Gadafi era un psicópata, un animal, un monstruo que no merecía siquiera respirar el aire que nos envuelve, pero debería haber sido juzgado justamente. Posteriormente, quizás, podría haber sido condenado a trabajos forzados durante toda una vida, por ejemplo, o qué se yo, pero morir linchado por una jauría humana es uno de los actos más repudiables e indignantes que se pueden cometer contra un ser humano, aunque la víctima sea un perturbado asesino como Gadafi. Sin duda juzgar al dictador hubiera sido un buen comienzo para verdaderamente cambiar las cosas en Libia.

El camino hacia la paz mundial, hacia la humanización planetaria, es aún mucho más duro de lo que podamos imaginar, sin embargo, no es imposible. Depende absolutamente de todos nosotros y de nuestra conciencia crítica.

4 comentarios:

  1. Los chimpancés no se torturan ni asesinan entre ellos, que yo sepa. Ahora también hay que decir que es muy fácil desde la comodidad de nuestras casas en Occidente, sin haber vivido ni luchado en una guerra que hay que respetar los derechos humanos de un dictador. La gente estaba enloquecida al encontrarle. Y se han tomado la justicia por su mano. ¿Brutal? sí ¿Incomprensible? pues no.

    ResponderEliminar
  2. ¡ Buenos días Participativas !

    Gracias por tu valiosa opinión.

    Me gustaría simplemente matizar que los chimpances sí se asesinan entre ellos y, además, pueden llegar a practicar una violencia parecida a la humana aunque, desde luego, en crueldad ninguna especie supera a los humanos más salvajes.

    ¡Muchas gracias por tu comentario y un abrazo!

    Pep Peragón

    ResponderEliminar
  3. Son peores nuestros dirigentes, mucho más hipócritas y cobardes. Gadafi murió con las botas puestas, se quedó en Libia hasta el final como había prometido y con un par de cojones. Además hace dos años pronunció un discurso en el cual sacaba los trapos sucios de la asquerosa ONU, organización plenamente desequilibrada en la cual siguen mandando los mismos 5 países de siempre y el repugnante consejo de seguridad, que no sigue las directrices de la asamblea general, sino a la inversa. Esta todo amañado en este mundo de mierda. El sistema capitalista 5-0 la humanidad. Ganan por goleada

    Un saludo pep

    ResponderEliminar
  4. Juzgar sobre la vida y la muerte de las personas está tan fuera de mi alcance que no voy ni siquiera a intentarlo, porque cometería un error de valoración por definición.

    Sólo quiero decir que, para mí, otorgar un incomprensible perdón a Gadafi, incomprensible para muchos, habría lanzado un mensaje de humanidad y paz colosal, mucho más poderoso y positivo que el de venganza y odio como el que hemos recibido.
    Puede que en este caso tal perdón parezca incluso insultante pero, ¿algún día tendremos que empezar, no?

    ResponderEliminar

Comentarios